Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   AL DETALLE   -   Sección:   Opinión

Los ancianos siempre lo pagan

María Sánchez Rodríguez
Redacción
jueves, 30 de junio de 2005, 23:47 h (CET)
Lo que debería ser un trabajo vocacional como es el de gerocultora, véase Auxiliar de Geriatría, se convierte a veces -demasiadas veces- en un trabajo en cadena como los de las grandes empresas de pizzas o hamburguesas.

Suena duro pero en ocasiones es así. El ritmo es frenético en algunas residencias de afamada reputación, más por el nombre que por la calidad que venden en sus anuncios. No importa el anciano, importa acabar cuanto antes con su asistencia. No importa si se queja y por qué, la cadena continua y personalizar la atención individual del residente es tiempo perdido o no se hace por políticas de la empresa.

¿Cómo se entiende que en un turno de noche haya tres auxiliares y cada una toque a cincuenta y dos ancianos? Y a todo esto, está prohibido ayudarse; cada una su planta y ya está. Según la empresa es cuestión de controlar si la auxiliar hace bien las cosas o no. Imagínense si las hará bien o no, teniendo en cuenta el ratio que cubren tres personas para casi 160 ancianos.

Lo que está claro es que no se hará muy bien cuando las auxiliares acaban gritando a los ancianos 'pesados' cuando reclaman atención durante la noche. Y hablo de gritos como: 'si no te callas te corto el cuello', 'te voy a atar a la cama si sigues llamando al timbre', etc. ¿Para qué seguir ofendiendo al lector de este diario?

Por las mañanas, es típico ver a auxiliares en el vestuario gritándose y a enfermeras echándose en cara por qué una cura bien a una residente y la otra pasa de ellos, hasta el punto de no seguir la evolución de una escara grave. A ello se une lo mal pagada que está una profesión no reconocida como tal (entre 600 y 697 euros según la residencia). Lo cansado del trabajo, los riesgos de infección que corren las auxiliares... es raro no ver a una empleada no ponerse la riñonera para no sufrir lumbalgias al menos una vez al mes.

Esto parece una película de miedo, ¿no? Pues no lo es, es la realidad y no hablo de una residencia clandestina en un chalet de Aravaca o el Plantío, como se han dado casos, sino de residencias de alto nivel y nombre conocido, muy conocido.

Pero el caso es que al final quienes pagan son los mismos: los ancianos. Entiendo a las auxiliares que lo comentan y lo hacen llegar mediante mi persona a este diario. Pero no entiendo por qué si falta una auxiliar de las tres de un turno de noche, deciden entren las dos que están no atender a los ancianos de la planta de la persona que ha faltado a su puesto de trabajo.

Ellas me cuentan que lo hacen así porque si entre dos lo hicieran bien, la empresa reduciría la plantilla a dos. De hecho, las auxiliares antes eran cuatro y por haber hecho el trabajo de cuatro una noche entre tres, el resultado fue ese: reducción de auxiliares.

En fin, que algunas salen muy 'malitas' de estos lugares. Al menos malitas de salud mental. Pero está claro que las cuentas corrientes de algunas residencias están muy sanas reduciendo personal y al mismo tiempo la calidad para reducir gastos. ¿Quién es el verdugo? ¿Quién la víctima?

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris