Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El contragolpe   -   Sección:  

El castigo estival

José Molins
Redacción
domingo, 3 de julio de 2005, 08:45 h (CET)
Esta semana los clubes españoles inician su andadura en la Copa Intertoto. Depor y Ath.Bilbao este fin de semana, y el Valencia a mitad de julio, en la siguiente ronda, son los tres históricos de nuestro fútbol que tendrán que pagar sus penas de una temporada horrible quedándose casi sin vacaciones.

Esta competición no cabe duda de que es un castigo, especialmente para los futbolistas, pero es una oportunidad que los dirigentes no pueden dejar escapar. Casi todos los equipos firman contratos con televisiones autonómicas que pagan las retransmisiones de la UEFA, y en ocasiones también de la Intertoto.

Quizá el dinero recaudado por la competición estival no sea rentable con los interminables viajes que hay que hacer, pero es innegable que es una vía de acceso más que probable para disputar el segundo torneo más importante de Europa, y ahí es donde el dinero de la televisión entra en juego. No es comparable a la Champions, pero la necesidad económica de todos los clubes hace que casi se obligue a los jugadores a disputar el título veraniego.

La Intertoto tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Lo positivo es que quienes la disputan empiezan la temporada mejor que nadie, con un bloque más acoplado y en mejor forma, y también es una oportunidad de oro para los chavales de la cantera, para demostrar al entrenador que puede contar con ellos el resto de la temporada. O incluso aquellos jugadores que no cuentan, si hacen buenos partidos, puede salir otro club que se interese para ficharlos.

Inconvenientes tiene muchos. El principal, el que más preocupa a jugadores y técnicos: el cansancio que pueden acumular los futbolistas en el tramo decisivo del campeonato. Otro problema es el coste económico de viajar a lugares perdidos en el mapa para jugar partidos intrascendentes en campos de césped en estado lamentable, con posibilidad de lesiones. También es peligroso confiar la competición sólo a los canteranos. Esto, más que un riesgo, es un error, porque se puede tirar por la borda la competición y sería mucho peor el remedio que la enfermedad.

Pero lo más rebatible es lo del cansancio. El mejor ejemplo de que la Intertoto no influye en el rendimiento físico de la temporada es el Villarreal, que ha llegado al final más fresco que nadie a pesar de haber empezado el primero. Todo depende de cómo se plantee desde el principio y cómo se dosifiquen los esfuerzos durante el año.

La Intertoto es un castigo de verano para los que fallaron la temporada pasada, pero si se aprovecha bien puede ser un puente para recuperar el prestigio perdido.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris