Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

El país de Dalí

Santi Benítez
Santi Benítez
miércoles, 29 de junio de 2005, 22:57 h (CET)
La democracia tiene la virtud de conseguir que lo que opina la mayoría sea plasmado en los actos políticos del gobierno que se elija para ello. O por lo menos así debería ser. Cuando votamos lo que hacemos es legitimar el programa político del partido que recibe ese voto y, por lo tanto, lo que el votante cree que debería ser mejor para el país.

En este país existe una mayoría de personas que han legitimado el gobierno que tenemos mediante sus votos. Este gobierno fue legitimado para realizar un cambio claro con respecto a lo que esa mayoría pensó que no estaba siendo bueno para los ciudadanos ni para el país. Y lo expresaron mediante las urnas. Ahora acaba de pasar lo mismo en Galicia.

Es indudable que hay vientos de cambio en nuestro país. Hemos pasado de la falta de diálogo, de la opacidad en la información a la población, a pedir permiso al Parlamento y ganar la votación para poder negociar con ETA, siempre y cuando las circunstancias lo permitan y bajo la condición indispensable de que la banda armada abandone las armas, sin que por ello se abandone la lucha policial contra los asesinos que la forman. Hemos pasado de no escuchar en televisión nada que pusiera en duda a un gobierno, Urdazin fue gran representante de ello, a ver programas como 59” segundos, del que, hablando de todo un poco, el PP se retiró cuando las representación de las víctimas del Yak42 iba a ser entrevistada. Hay acciones que definen cierto tipo de actitudes.

Hemos pasado de un periodo en el que la inversión en familia, educación o sanidad pública era de mínimos históricos a favor de subvencionar a la privada, a una inversión saludable que promete devolver estos servicios a lo que fueron y jamás debieron dejar de ser. Hemos pasado de apedrear a los inmigrantes que intentaban cruzar a nado la frontera de Ceuta, a una regulación que enriquecerá las arcas de nuestro país y sus recursos humanos. Hemos pasado de una posición de servidumbre ante las ansias de poder de las empresas estadounidenses, que eso es lo que representa el gobierno de este país, a nuestro ámbito lógico de influencia, Sudamérica y el Magreb. Hemos pasado del todo vale para que quede bien el bigote, a pedir disculpas si se equivocan nuestros gobernantes.

Y todo esto en sólo dos años. Yo no voté lo mismo que votó la mayoría de este país. Pero no niego que este cambio es muy alentador.

Existe una mayoría en este país que está a favor del diálogo, de la cobertura social, de la libertad de expresión, de la verdad. Una mayoría que no cree en la demagogia de ser español, que cree en la pluralidad que significa serlo. Una mayoría que desea vivir en paz y que entiende que todos los españoles tienen y deben disfrutar de los mismos derechos, independientemente de su condición social o sexual. Una mayoría de españoles que han permitido que todo cambie sin dejarse llevar de lo fuerte que pueda patalear la minoría. Una mayoría que ha conseguido un gobierno que respeta lo que promete y lo lleva adelante con el consenso de la mayoría del parlamento.

Puede que, al final, este país consiga ser lo que la mayoría queremos que sea, la España que siempre hemos querido que sea, en vez del surrealista país de Dalí...

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris