Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Rusia mantendrá su posición sobre Irán

Piotr Goncharov
Redacción
domingo, 26 de junio de 2005, 00:01 h (CET)
Indistintamente de quién gane la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Irán, el resultado será a favor de Rusia. En el futuro previsible este país tiene todas las probabilidades de conservar una posición prioritaria en la política exterior de Irán, no importa quién sea su presidente: Ali Akbar Khashemi-Rafsanjani, el pragmático presidente del consejo encargado de determinar lo oportuno de las decisiones que se toman, o su contrincante Mahmud Ahmadi Nejad, el ultraconservador alcalde de Teherán, cuyo inesperado éxito electoral hizo mucho ruido.

A diferencia de Washington, que ha calificado las elecciones en Irán como no democráticas e incapaces de dar un carácter legal al poder, Moscú ha manifestado que enfoca las elecciones presidenciales en Irán como un importante acontecimiento político en la vida del país y que Rusia respetará la elección de los millones de ciudadanos iraníes.

En opinión del director del Centro de Estudios del Irán Contemporáneo, Radjab Safarov, no se trata de hacer "una reverencia diplomática" ante Teherán, ni mucho menos. Según el, los comicios han desembocado en Irán en un auténtico referéndum nacional, en el transcurso del cual la gente ha expresado su apoyo al sistema político existente en el país. Es significativo que ninguno de los observadores haya indicado hechos de falsificación del escrutinio, dijo el experto.

En opinión de él, es poco probable que en la política exterior del país se produzcan cambios radicales con respecto a Rusia, independientemente de quién llegue al poder: el reformador pragmático Rafsanjani o su inveterado adversario Nejad, un conservador radical.

En primer lugar, porque, según la Constitución de Irán, el presidente no es Jefe de Estado ni la última instancia a la hora de tomar decisiones. La estrategia de la política exterior de Irán la aprueba el líder religioso y de hecho cabeza del Estado, el ayatollah Ali Khameini, quien no se elige. Pero pese a ello del presidente depende mucho. Rafsanjani ya lo probó en una ocasión. Precisamente durante su presidencia anterior comenzaron las reformas liberales en el país, y su presidencia se asocia con una considerable intensificación de las relaciones ruso-iranias, con la firma del contrato de construcción de la central nuclear de Busher con la participación de Rusia.

A Moscú no le debe poner en guardia el que Rafsanjani se manifieste por normalizar las relaciones con EE.UU.. En ello hay su lado positivo para Rusia, pues Occidente dejará de presionar sobre ella en cuanto a la cooperación ruso-irania en materia nuclear. Por algo Rafsanjani tiene la reputación de ser un pragmático, y lo más probable es que aplauda una mayor participación de Rusia en proyectos iranios.

También en caso de ganar las elecciones Nejad, Rusia mantendrá sus posiciones en Irán. Y hasta recibirá, según los analíticos, "carta blanca" en la realización de proyectos de petróleo y gas, sin hablar ya de los nucleares. Pero en este caso la presión por parte de Occidente y EE.UU. aumentará.

Para Rusia, la cooperación en materia nuclear sigue siendo el derrotero prioritario. El horario del cumplimiento del programa nuclear iraní seguirá siendo el de antes y no dependerá de si triunfa uno u otro candidato. Los planes de construcción en el país de una red de centrales nucleares encuentran apoyo por parte de todos los líderes políticos iraníes. Teherán se orienta seriamente a desarrollar la energía atómica y a conservar las reservas de hidrocarburos que posee el país.

De momento Rusia no tiene rivales serios en esa materia, fundamentalmente gracias a la posición mantenida por el propio Teherán. Y si esa posición puede cambiar después de las elecciones, sólo cambiará para mejor.

Otra cosa es si la propia Rusia, la que dice apoyar a cualquier candidato que gane, está dispuesta a promover más enérgicamente sus intereses en Irán.

____________________

Piotr Goncharov es comentarista de la Agencia Rusa de Información 'Novosti' (www.rian.ru)

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris