Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Y digo yo...   -   Sección:   Opinión

Vámonos de 'mani'

Jordi Martínez Aznar

domingo, 26 de junio de 2005, 00:01 h (CET)
A lo largo del pasado fin de semana, todos pudimos ver por los diferentes medios de comunicación imágenes de la manifestación que varias asociaciones cristianas, con la Conferencia Episcopal y monseñor Rouco Valera a la cabeza, hicieron por las calles de Madrid en contra de la ley y que permitiría, en caso de aprobarse, que dos personas del mismo sexo se casen.

Todos pudimos ver y escuchar cómo la Conferencia Episcopal Española protestaba enérgicamente contra lo que desde las más altas cotas eclesiásticas entienden como una barbaridad y algo que va en contra del órden de las cosas impuesto por Dios.

Observamos cómo esta gente llevaba a sus hijos a la susodicha manifestación (algunos de bastante corta edad) para que ellos también se pronunciaran contra esta 'aberración'. Creo que hubiese sido bueno coger a estos niños y hacerles una entrevista para saber con exactitud si entendían los argumentos que esgrimían sus padres para estar ahí.

Informándose sobre el tema, a uno le venían varias preguntas a la cabeza, como por ejemplo:

- Si para la Iglesia el matrimonio civil es como si no hubiese matrimonio, ¿a qué viene tanta pataleta? A ellos, por esta regla de tres, les tendría que dar igual qué palabra se usara para esta clase de uniones. Total, para ellos no constaría que estuviesen casados, así que, ¿qué más les da?

- Estos niños vistos en la manifestación, ¿sabían exactamente por qué estaban allí? ¿Ellos también sabrían dar argumentos en contra de esta ley o simplemente se limitaban a decir y hacer lo mismo que sus padres?

- Dicen que el matrimonio gay 'atenta' contra la familia. ¿Eso quiere decir que, en el caso de que no se casasen, dejaría de 'atentar'? ¿'Atentan' menos siendo solteros que estando casados? ¿O es que quizás el hecho de casarse hace que estos 'atentados' sean más cruentos y mortíferos que estando solteros?

En otro orden de cosas, me chocó que hagan tanto ruido a la hora de manifestarse en contra de esta ley, mientras que para otros temas se muevan con bastante sigilo. Si tienen unos minutos, a continuación yo mismo les podría dar varias ideas para que tomen buena nota para cuando es les pase por la cabeza el hacer otra manifestación por las calles de Madrid o de cualquier otra ciudad importante.

- ¿Qué me dicen de una manifestación en su momento sobre la guerra de Irak? Porque yo no recuerdo que ninguna organización cristiana o la Conferencia Episcopal llamara 'a filas' a sus fieles en contra de esta guerra. Aunque, claro, teniendo en cuenta que no 'atenta' contra la familia ni contra el espíritu cristiano...

- ¿Qué me dicen de una manifestación sobre la violencia de género, por culpa de la cual mueren cada año decenas de mujeres a manos de sus parejas? Porque yo no recuerdo que ninguna organización cristiana o la Conferencia Episcopal llamara a sus fieles en contra de estos impresentables. Aunque, claro, teniendo en cuenta que no 'atenta' contra la familia ni contra el espíritu cristiano...

- ¿Qué me dicen de una manifestación sobre el trabajo precario, por culpa del cual muchos jóvenes no pueden emanciparse o comprarse un piso? Porque yo no recuerdo que ningúna organización cristiana o la Conferencia Episcopal llamara 'a filas' a sus fieles en contra de este tipo de contratos. Aunque, claro, teniendo en cuenta que no 'atenta' contra la familia ni contra el espíritu cristiano...

- ¿Qué me dicen de una manifestación en contra de las dictaduras que han habido a lo largo de la historia como la española o la argentina? Porque, al menos en España, yo no he leido nada de ninguna manifestación a lo largo de los 36 años de dictadura en contra del general Franco. Aunque, claro, teniendo en cuenta que no 'atentaba' contra la familia ni contra el espíritu cristiano...

Y así podríamos estar un buen rato. Es probable que cada cual tenga mil y una razones por las cuales la Conferencia Episcopal y monseñor Rouco Varela podríam manifestarse. Desgraciadamente, la imagen que han dado después de haber convocado esta manifestación es la de frivolidad frente a determinados temas como los comentados en los anteriores párrafos.

Con estas palabras no quiero dar a entender que no hagan nada al respecto de la violencia contra la mujer o no hicieran nada en contra de la guerra de Irak, la cual fue condenada por el Papa Juan Pablo II. Simplemente digo que parece que sólo les interesen determinados temas, haciendo oídos sordos a hechos como el de los cientos de mujeres que cada año son atacadas o asesinadas por sus parejas, o cualquier otro tema de gran importancia social para el resto de los cuidadanos.

La lógica pregunta que uno se hace es: ¿por qué, al menos aparentemente, consideran tan importante temas como el matrimonio gay y no le dan la importancia necesaria a otros temas como los ya citados? Tengo que reconocer que, quien esto escribe, no tiene ninguna respuesta a esta pregunta.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris