Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El contragolpe   -   Sección:  

Mercado de verano

José Molins
Redacción
domingo, 26 de junio de 2005, 00:11 h (CET)
El mercado de fichajes está en plena ebullición. Todos los clubs se apresuran para contratar a gente que se ajuste a sus pretensiones y que no se salga del presupuesto. Pero hay varias novedades en comparación con otros años. Este verano, la moda es la carta de libertad. Un alto porcentaje de las nuevas contrataciones están llegando de esta forma. Jugadores que han acabado contrato con su equipo y están libres para que otro conjunto se haga con sus servicios sin pagar traspaso alguno.

No es una moda elegida a capricho, sino que muestra claramente el momento económico actual del fútbol. Nadie tiene un euro para fichar y los agentes libres son opciones que ningún equipo puede dejar escapar. La alternativa es el trueque, el intercambio de cromos para abaratar el precio de un traspaso o simplemente sustituir un jugador por otro sin coste.

Hay muchos ejemplos de fichajes gratis esta temporada. El primero en el ránking, con diferencia, por ahora es el Valencia. Salvo Villa, ha fichado a Edu (que llegó este invierno), Mora, Kluivert y Regueiro gratis. Todos habían acabado o rescindido su contrato y llegaban sin ataduras. Sin embargo, por Villa ha pagado la cláusula completa, algo casi impensable hoy en día (12 millones).

El Barça también se hizo con los servicios de Ezquerro sin coste económico, el Getafe con Paunovic, Osasuna con el portero Ricardo, el Racing con Pinillos, el Sevilla con Palop y así algún otro. Los futbolistas apuran sus renovaciones hasta última hora porque saben que con la carta de libertad tendrán varios equipos llamando a su puerta y podrán elegir destino, además de incrementar su ficha, ya que es el único desembolso que su nuevo club debe hacer.

Es cierto que el fútbol vive un periodo de escasez económica, pero hay varias operaciones que se salen de la tónica general. Al ya mencionado fichaje de Villa hay que añadirle la inminente contratación de Robinho por el Madrid, que reventará el mercado, las renovaciones galácticas (caso Etoo) o la bomba del verano, la mayor locura de los últimos tiempos. No es otra que la barbaridad de 12 millones que ha pagado el Chelsea por Del Horno, que al fin y al cabo no deja de ser un lateral izquierdo. Técnico, ofensivo, goleador con facilidad pero tremendamente irregular y vulnerable en defensa. Tal y como está el fútbol, una completa locura esos 12 millones. Pero para Abrahamovic no hay reglas.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris