Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Del poder judicial

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
jueves, 23 de junio de 2005, 01:31 h (CET)
Sólo son portada de prensa las actuaciones judiciales cuando lo irracional se justifica con las obligatorias explicaciones constitucionales. Si una banda apoya y es brazo de la estrategia de una banda terrorista, ésta, será banda terrorista.

En la mafia, si los chicos del barrio se dedican ha hacer "trabajitos" para el capo, aunque no hayan apretado el gatillo, está claro que pertenecen a este tipo de "familia".

Cuando se critican las acciones judiciales, siempre se responde con el artículo 117 de la Constitución española: los jueces no podrán ser separados, suspendidos, trasladados ni jubilados, sino por algunas de las causas y con las garantías de la ley (117.2 CE). El principio de jurisdiccional es la base de la organización y funcionamiento de los Tribunales (117.5 CE). La propia Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) establece las responsabilidades disciplinarias, que el CGPJ diligencia a través de su Servicio de Inspección.

La realidad es totalmente distinta de lo deseable por los ciudadanos. Aberrantes sentencias, donde se invierten los papeles víctimas y victimario , se justifican con la posibilidad de recursos. Cuando uno pregunta porqué en lo ilógico, la respuesta es que "eso es lo que dicen los jueces".

Cuando un profesional de cualquier ramo realiza una acción que pueda perjudicar a alguién, inmediatamente se le reclama su responsabilidad civil. Si compararamos la media de médicos, arquitectos, constructores, etcétera respondiendo de todas y cada una de sus responsabilidades, con las del sector judicial nos asombraríamos. Cuando en una división uno de los dividendos es práctimente cero, el cociente resulta el infinito (o indeterminado). Pues esa es la relación infinita o indeterminada.
Las responsabilidades de los jueces, se cuecen en su propia casa, y el resultado es el corporativismo justificativo. Sólo se ha condenado cuando los casos son de gran poderío político y mediático, o de flagrancia inescondible. No. Los recursos atienden a subterfugios y cauces de incumplimientos legales, que aunque necesarios , no dicen toda la verdad de la realidad que se pretende juzgar.

La ley y la doctrina son únicas, y los hechos constatables no son discutibles, el apartamiento de esta realidad, perjudican al justiciable y a la sociedad. El daño debe ser resarcido, cuando un recurso dura cinco años y el daño ya es irreparable . La responsabilidad de jueces y magistrados se recoge en la ley, lo que será necesaria es que se practique su exigencia, con visos de imparcialidad y justicia. Que existan jurisdicciones independientes, que sirvan de control de la justicia, son necesarias y urgentes. Las explicaciones actuales sobre el anormal funcionamiento de la justica, son justificaciones del un poco más de lo mismo.

Noticias relacionadas

Las campañas contra VOX lo refuerzan y le proporcionan votos

“Los árboles solitarios si logran crecer, crecen muy fuertes” Wiston Churchill

Lenguas y banderas

Lenguas y banderas que indican identidad pueden convertirse en semillas de odio y de violencia

¿Hacia la estanflación en Argentina?

La contracción de la demanda mundial de materias provocará el estrangulamiento de sus exportaciones

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris