Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Todos seremos musulmanes

Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 24 de junio de 2012, 22:00 h (CET)
Se deshace España, nuestros grandes hombres, los mismos que nos llevaron a la crisis económica o no encuentran la manera de sacarnos de ella, acaban de arreglárselas para que los enemigos de la unidad de España sean legales. No sé si en estado de pureza democrática se puede impedir o no la presencia legal de los que desean la independencia del País Vasco y han apoyado (y siguen subrepticiamente haciéndolo) la lucha terrorista de ETA.

Pero si ustedes me lo permiten no me refiero a ello. O no sólo a ello. Todavía me acuerdo de cuando la vuelta ciclista a España pasaba toda España, incluidas las provincias vascas. Y cuando de los caseríos bajaban a llevar agua y bocadillos a los guardias civiles que vigilaban el paso de la prueba. ¿Qué ha pasado desde entonces? Porque no les estoy hablando de hace cientos de años, no les hablo de aspiraciones independentistas vascas desde el principio de los tiempos… ¿quién ha manejado tan pésimamente las circunstancias? ¿Quién ha dejado la iniciativa política en manos de los asesinos y sus palmeros? ¿Quién, cómo y por qué no lo ha impedido? ¿Quién ha permitido que la iniciativa social independentista movilizara a tantos miles de vascos (y vascas, que diría el lehendakari) durante tanto tiempo sin mover un solo dedo en sentido contrario?

Sólo queda el recurso de encogerse de hombros, dejar las cosas pasar y abstenerse de buscar soluciones, algo muy español. El día que eso ocurra generalizadamente habrá empezado el fin de una Euskadi independiente. España y Europa entera estarán conquistadas por la cultura musulmana, ésa a la que despreciamos mientras nos miramos el ombligo, que se habrá ido imponiendo apoyada en la fe religiosa, que también despreciamos, y en los vientres de sus mujeres, a las que unos y otros despreciamos. No se moleste nadie en nada, al final todos seremos musulmanes y se habrán acabado los problemas de Occidente. Bueno, también podemos acabar invadidos por China, su mano de obra barata y sus Derechos Humanos de todo a cien.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris