Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   EUROCOPA - CUARTOS DE FINAL   España   Francia   -   Sección:   Fútbol

España cita a Cristiano Ronaldo en semifinales (2-0)

Dos goles de un súblime Xabi Alonso y una demostración de toque y oficio son suficientes para pasaportar a una inofensiva Francia
Rafael Merino
@RM_rafamerino
sábado, 23 de junio de 2012, 20:59 h (CET)
Ficha técnica
2- España: Casillas (2); Arbeloa (2), Sergio Ramos (3), Piqué (2), Jordi Alba (3); Busquets (2), Xabi Alonso (3); Xavi (1), Iniesta (2), Silva (1); Cesc (1).

0– Francia: Lloris (2); Reveillere (0), Rami (1), Koscielny (1), Clichy (1); Debuchy (1), Cabayé (1), M'Vila (1), Malouda (0), Ribéry (2); Benzema (2).

Cambios: En España: Pedro (2) por Silva (min. 65), Fernando Torres (1) por Cesc (min. 67) y Cazorla (1) por Iniesta (min. 84); en Francia, Ménez (0) por Debuchy (min. 64), Nasri (0) por Malouda (min. 64) y Giroud (0) por M’Vila (min. 79).

Goles: 1-0 Xabi Alonso (min. 19); 2-0 Xabi Alonso, de penalti (min. 91).

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia) (1) En España amonestó a Sergio Ramos (31'). Mientras que en Francia amonestó a Cabaye (42’) y Ménez (76’).

Incidencias: 50.000 espectadores en el Estadio Donbass Arena de Donetsk (Ucrania). Terreno de juego en buenas condiciones.
A España no le tiembla el pulso. Ni siquiera padece esos nervios típicos de enfrentarse a unos cuartos o de no echar el cerrojo al partido hasta su epílogo. España es una selección, un grupo heterogéneo, con oficio y bastante temple. Es un grupo acostumbrado a manejarse en estas citas. Cada integrante tiene aprendido su guión en esta película de trato exquisito y control del esférico. Ésta vez, con mayor protagonismo en Xabi Alonso, por su soltura y sus dos goles. Todo lo contrario que en Francia, con una buena generación de futbolistas, pero inexpertos. Y esto suele pagarse en el momento de la verdad. España ganó, por primera vez en su historia en un partido oficial, a Francia para citarse con el Portugal de Cristiano Ronaldo.

Del Bosque, guste o no guste, profundizó en su planteamiento de jugarse los cuartos con un nueve de incógnito. Es su pensamiento y morirá con ello. Hay que aceptarlo. Con ello no alteró en nada al equipo, todos en sus posiciones y con ideas cristalinas. Enfrente, su homologo Blanc cambió todo el andamiaje de Francia. El seleccionador galo, al contrario que Del Bosque, no pensó en buscar con ahínco el pasaporte hacia semifinales, sino en contener a España. Y esto, como el carecer de oficio, es una señal inequívoca de ganarse puntos en la derrota. Son cosas que con el tiempo se aprenderán, puesto que Francia es un grupo -si se une, mejor- con bastante recorrido. Pero será en otra Eurocopa cuando se destapen. Porque en estos momentos España es superior, sabiendo administrar todos los tiempos, y muy respetada.

Esta tarea, tan complicada como poco elogiada, recae normalmente en dos hombres. El que debe robar balones, auxiliar a compañeros, compensar al equipo… hacer, en definitiva, el trabajo sucio. Ese es Busquets. Contuvo, en estrecha colaboración con los centrales, todo movimiento entre líneas de Benzema y Cabaye, cuando éste no tuvo que correr detrás de Xavi e Iniesta. El otro compañero de fatigas es Xabi Alonso. Éste representa el saber estar, el temple y esa elegancia tan necesaria en cualquier táctica. No se conformó con imponer su batuta en los primeros minutos. Quiso celebrar sus cien encuentros con España con dos goles. El primero a los diecinueve minutos, culminando la primera ocasión clara del equipo. Rematando de cabeza, en una llegada por sorpresa, un centro magnífico de Jordi Alba, revelación del torneo y carrilero de excepción. De altos vuelos. Después, Xabi Alonso hizo su doblete. Fue en el descuento y desde los once metros. El penalti cometido sobre Pedro tras un asistencia precisa de Cazorla.

Escaso arsenal galo
Entonces, en ese momento, España respiró. No es que estuviera precisando asistencia médica, pero el marcador estaba aún encendido. Francia atacaba con más corazón que cabeza, más basándose en esa genética ganadora de Ribéry y Benzema –echó de menos esas asistencias que recibe en el Real Madrid de Ozil o Di Maria- que en encontrar una fórmula correcta para morder a España. Porque, nuevamente, Blanc pecó de técnico imberbe: no por dar entrada a más atacantes, se consigue marcar. De hecho, desde que puso a Nasri, Menez y Giroud en el campo, sólo Casillas tuvo que emplearse en un centro de Ribéry. Se atascó el ataque galo. Y Piqué y, especialmente, un excelso Sergio Ramos se crecieron. Anteriormente, tampoco hubo mucho, salvo un remate alto de Debuchy y un buen golpe franco de Cabaye apuntado a la escuadra.

Fue el único peligro de Francia. Éstos no fueron una pesadilla. España se mostró muy sólida, con mucho oficio y sabiendo que estaban en juego una semifinales, y eso que no tiró en todo el segundo tiempo a portería. Ni siquiera cuando el equipo ganó la referencia arriba de Fernando Torres. Hasta esto se puede permitir esta selección, muy resolutiva en este cruce. Porque antes, mucho toque, mucho control, pero faltó el pase final, el pase al delantero y el gol. Cesc hizo lo que pudo. No está cómodo. No es su puesto. De todas formas, esta España sabe, como sucedió con Croacia, adaptarse a todas las circunstancias (saliendo indemne de sancionados), tanto como para imponerse a Francia, saldando deudas históricas con el pasado en reparación al honor de Arconada y Raúl, entre otros. Y, finalmente, abrazarse porque España, otra vez, por tercer torneo consecutivo de selecciones, está en unas semifinales, donde espera una cita con el Portugal de Cristiano Ronaldo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Argentina confirma que hubo una "explosión" en el submarino desaparecido

Los familiares creen que todos los tripulantes están "muertos" y critican la gestión de la Marina

La Real saca el billete y Oyarzabal da opción de liderato

Los de Eusebio cumplen ante un exigente pero eliminado Rosenborg

El Athletic encarrila el pase con remontada ante el Hertha

Los de Ziganda ganan con un gol de Williams y se sitúan segundos de grupo

El Ayuntamiento de La Coruña aprueba la renovación de la cubierta del estadio de Riazor

El Consistorio invertirá 7,2 millones de euros

El Barça, líder y a octavos con lo justo en Turín

Partido intenso aunque de mínimos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris