Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A vuelapluma   -   Sección:   Opinión

Érase una vez Andersen

Eva Mateo Asolas
Redacción
martes, 21 de junio de 2005, 03:44 h (CET)
En cada país aparecen de vez en cuando personas extraordinarias que nos hacen soñar. Inglaterra tuvo a Alexander Fleming, quien nos hizo confiar en un futuro mejor sin enfermedades; Italia produjo al genio Miguel Ángel, cuyas pinturas en la Capilla Sixtina siguen sublimando nuestros sentidos; desde Francia, los hermanos Lumière inventaron el Séptimo Arte, otra de las grandes industrias de los sueños; en 1961, el ruso Yuri Gagarin se convertía en el primer hombre que viajaba a la luna; España tuvo a su hidalgo loco de la mano de Cervantes. Dinamarca tuvo a Hans Christian Andersen.

Millones de niños en toda Europa han crecido con sus cuentos. ¿Quién no recuerda a ese patito feo rechazado por todos (alter ego del propio autor), que se convertía en un maravilloso cisne? ¿O quién no derramó una lágrima por la triste historia del soldadito de plomo enamorado de la bailarina? También fue Andersen quien patentó la fórmula para detectar princesas: un guisante oculto bajo toneladas de colchones. O quien le dijo al rey, por boca de un niño, que estaba desnudo y no vestido con magníficos ropajes.

Este año se cumple el bicentenario del nacimiento de este genial escritor y gran apasionado de Europa, que recorrió y describió en varios libros de viajes. Y Dinamarca se ha vestido de gala para honrar a su escritor más universal. Porque hoy, doscientos años más tarde, Hans Christian Andersen sigue siendo ese duende pegaojos que llega cada noche a las habitaciones de los niños para impregnar sus ojos con leche dulce para que estos tengan los sueños más bonitos.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris