Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Divar. Legal vs ilegítimo

Víctor Mengual
Lectores
@DiarioSigloXXI
viernes, 22 de junio de 2012, 14:24 h (CET)
Por fin Carlos Divar ha dimitido. Un caradura menos. Este señor, además de la veintena de viajes a Marbella y otros 12 desplazamientos entre 2008 y 2011 a distintos lugares de España por importe total de 28.185€. Gastos pagados con el dinero público con el beneplácito de la Intervención General del Estado.

 La Fiscalía investigó y no encontró delito. Tampoco lo encontró el Tribunal Supremo e inadmitió la querella al coincidir con el criterio de la Fiscalía en que no hay indicios de los delitos de estafa, apropiación indebida o malversación en los gastos de sus viajes privados durante esos fines de semana pagados con dinero de la ciudadanía. El rechazo de la querella y la impunidad de los hechos, ha indignado a la ciudadanía en paro y encargada de pagar.

Torres Dulce, Fiscal General del Estado, asegura que  las normas auto-reguladoras que se auto-conceden a sí mismo el propio Consejo General del Poder Judicial, dicen que  no se puede exigir justificación a los gastos de los viajes de sus miembros. Por ello se declaran legales.

Habría que explicar la diferencia entre lo  legal y lo legítimo. Lo Legal es lo estipulado por la Ley. Lo legítimo es la conducta ética. Lo legal puede ser legítimo, pero no necesariamente. Observemos las leyes de los países dictatoriales que no suelen ser éticas y respetuosas con los derechos humanos. Son legales, pero no legítimas.

Teniendo en cuenta estas premisas, quisiera decir que impera la Ilegitimidad en el CGPJ, máximo Órgano rector de la Judicatura. Digo esto porque la Fiscalía y el TS coinciden en que no hay ilegalidad en esos gastos pues los autorizan los reglamentos del CGPJ. Eso es cierto, pero aún es más cierto que son Prebendas auto-regaladas por ellos y para ellos. Serán legales pero son absolutamente ilegítimas pues carecen de la más absoluta ética. Necesariamente, los gastos de todos los funcionarios se detallan exhaustivamente y, en cambio, las instituciones políticas se liberan de esa obligación legislando sus propias autocomplacientes normas.

Seguimos sin referencias éticas. Las grandes personalidades españolas no nos sirven como imagen de referencia. No podemos ver nada aprovechable.

Han pillado a Divar por el chivatazo de un compañero. ¡¡Aplausos!!. Los demás consejeros practican las mismas prácticas. ¿Por qué no dimiten? Al menos el chivato. ¿Dónde está su dignidad? ¿Por qué no cambian el reglamento? ¡¡ Pitidos!! Se debería dimitir por acción u omisión. Acción por haber actuado mal y por omisión por no tratar de evitar estas viles prácticas. ¡¡Silencio, que nadie se mueva¡¡ Todos quieren estar en la foto y defienden sus puestos y prebendas con uñas y dientes.

“Lo tiene a huev…” Rajoy para recuperar la credibilidad que está perdiendo diariamente. No sé a que teme y no da luz, taquígrafos y transparencia al sector político.

Y una última pregunta y quizás la más importante: ¿Cuándo vendrá el flautista liberador?
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris