Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La familia y ¿el género?

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
martes, 21 de junio de 2005, 03:44 h (CET)
El éxito obtenido en la manifestación del 18-J en la defensa de la familia, no puede haber levantado más ampollas en los defensores de la "ideología del Género". Caído el muro de Berlín y el bochornosos ejemplo cubano, las izquierdas (extremas) están desprovistas del asidero marxista. Con economías saneadas y políticas sociales de los Estados, necesitan la ideología que les proporciona el "Género".

El nuevo orden es la erradicación de la familia tradicional, tomando como arietes, instrumentos de laboratorio generados por intrusión en el interior de las propias familias. La generación de violencia en el seno doméstico, persigue destrucción de la denominada familia "machista", con consecuencias expuestas al sol por los llamados Observatorios, Ley y Delegación del Gobierno de violencia de género. La nueva policía orwelliana de la familia. El desorden justifica la acción de las ideologías.

Con el caballo de batalla del gobierno y sus extensiones mediáticas, se confunde la defensa del matrimonio (hombre-mujer) como ataque a los homosexuales. Es el camino totalitario del nuevo orden del género.
Se favorece el divorcio-repudio express, en la contribución de la familia monoparental cuya cabeza rector es la madre con los hijos alienados. Es la nueva estructura de control ideológico, que el Gobierno pretende. Aborto libre, enseñanza coactiva, clonación son brazos ejecutores de destrucción de la familia. Concepto nacido antes que la propia sociedad, que sirve para su perpetuación y convivencia.

Las familias se han manifestado a favor de la verdad. La verdad es el matrimonio como unión de hombre y mujer. Su desvirtuación legislativa y mediática, es la punta del iceberg, de la ideología del género. Por eso no es tan extraño, todo el despliegue creado por ocultar la verdad, que imposibilita lo que creen grandes avances en su totalitaria ideología (de género). Todo esto, queda explicitado por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al definir la manifestación del 18-J , como intento de mantener “discriminaciones odiosas y sin justificación” que “nos empobrecen y limitan colectivamente”. Es cuestión de analizar las palabras y observar las actuaciones.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris