Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Antes muerto que en silencio   -   Sección:   Opinión

La Merkel y Blancanieves

Anda que no, si serán familia y todo...
Tomás Salinas
@tomassalinasgar
miércoles, 20 de junio de 2012, 06:58 h (CET)
No sé cómo se llama la madrastra de Blancanieves. He investigado por ahí y salvo un dato que la denomina “Reina Grimhilde”, parece no tener nombre. Simplemente eso, Reina, Bruja o Madrastra. Indefinido el personaje, sin pasar por una pila bautismal. Y no soy el único zumbado que se hace la pregunta. Un historiador, buscando el origen del cuento (hay gente para todo), localiza a la susodicha en Lohr, una población de la Franconia alemana, y la identifica como Claudia Elisabeth María von Venningen, condesa imperial de Reichenstein, ni más ni menos...Fíjate tú la chorrada sobre la que me ha dado por escribir. Pero tiene su explicación este ataque mental, de veras, que aún no se me ha ido la pinza del todo.

Veréis. De pequeño le cogí una tirria terrible a la tipeja. No entendía por qué deseaba tanto matar a la princesa. Ordenó arrancarle el corazón con tal de ser la más bella del reino. Después, al enterarse de que el cazador se la había metido doblada, se transformó en un esperpento narigudo, se fue a casa de los enanos y les amargó la vida envenenado a la pobre Blancanieves. Todo por el poder, por ser la única, la mejor, controlar lo controlable y dominar lo que le rodeaba. Humillando y matando. Una joya. Como la actual dueña de Europa.

Y es que, cada día que pasa, la Merkel, alemana como la otra, malvada como la otra, y repelente como la otra, se parece más y más al sapo cuartelero que intentó cepillarse a Blancanieves y putear a los enanos. Igual es que es la misma…O no. Dice mi hija que la amiga Ángela le recuerda a Úrsula, la mala de la sirenita, por las arrobas. O incluso a Lady Tremaine, la de la Cenicienta, por el látigo esclavista. O a Maléfica, la de la Bella Durmiente, por su pacto con el diablo. Aunque yo creo que tiene más de Jafar, el de Aladdin. Quizás por el bigote…

Entenderme. Ver llorar al mudo supuso para mí un auténtico drama. Entre eso y que ya no aguanto más la invasión alemana, pues a degenerar un poco. De algo tengo que reírme. Digo...
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones

Sardana catalana en el Club

Convocados Meritxel Batet, Francesc Carreras, Juan Carlos Girauta, Juan José López, Josep Piqué y Santiago Vila

Chiquito

Un ángel más nos ha abandonado este fin de semana

Las familias requieren de un bienestar social

Hace falta más coraje para combatir intereses mezquinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris