Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Llegaron los hombres de negro

Rajoy sigue sacando pecho y mintiendo
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 17 de junio de 2012, 07:20 h (CET)
Esta ha sido una semana en la que hemos vivido peligrosamente- y lo que todavía nos espera-, hemos estado paseándonos por el filo de la navaja y al final nos hemos cortado. Finalmente España ha sido rescatada por Europa aunque el Presidente del Gobierno y sus corifeos del Consejo de Ministros se empleen a fondo para utilizando toda clase de eufemismos volver a engañar al pueblo español sobre la verdadera situación económica por las que estamos pasando. Mariano Rajoy, que durante la catástrofe del “Prestige” se ganó a pulso el mote de “el señor de los hilillos”, el domingo pasado durante la rueda de prensa que dio en Moncloa para explicar el rescate no quiso ni oír esta palabra, para él lo que ha hecho Europa ha sido abrir una simple y sencilla línea de crédito para salvar a los bancos españoles hundidos en aguas cenagosas por su avaricia durante los años del boom del ladrillo. Sacó pecho, dijo que en nada iba a afectar a los españoles esta medida y después, con toda la tranquilidad del mundo, se fue a Polonia para animar a “la roja” en su primer partido de la Eurocopa.

Muchas veces nos quejamos de que el Presidente del Gobierno español no habla, pero la verdad es que para lo que dice cuando lo hace es mejor que siga callado. Rajoy miente más que divisa, mintió a todos los españoles durante la campaña electoral y desde que ha asentado sus posaderas en los mullidos sillones de Moncloa no hace más que ejecutar todo lo contrario de lo que afirmó una y otra vez que no haría. Todas las promesas electorales que le sirvieron para ganar las elecciones con una mayoría holgada y absoluta se han quedado en agua de borrajas, pero, como dice un conocido refrán, se coge antes a un mentiroso que a un cojo, e inmediatamente después de que Rajoy saliera ufano afirmando que los 100.000 millones de euros del rescate no supondrían un aumento del déficit de las cuentas españolas se encontró con la respuesta del Presidente Barroso que dejó bien claro que de esta enorme deuda no responde nadie más que España por lo que habrá que aumentar el déficit de la nación, y por si esto fuera poco ese ente etéreo llamado “mercados” – los verdaderos gobernantes de las naciones- no se fían para nada de este Gobierno ni de este país llamado España y la tan temida prima de riesgo se disparó hasta cantidades de record en todo el tiempo en que el euro está en vigor.

El gallego tiene buenos alumnos entre las filas de sus Ministros y si el jefe miente los demás también lo hacen sabiendo que sus sartas de mentiras quedarán impunes. Alguien de los que semanalmente se sientan en el Consejo de Ministros afirmó que los “hombres de negro”, refiriéndose a los controladores que podía enviar Bruselas, no vendrían a España. Pero estos denominados “hombres de negro” ya están entre nosotros, los organismos económicos de Bruselas no se fían para nada de un gobierno cuya enseña es la mentira, la trola, la arana, la falsedad y el engaño, por eso han mandado a sus propios técnicos para que controlen cómo se gasta el dinero en España y especialmente en la Comunitat Valenciana, paradigma del despilfarro en eventos y aeropuertos sin vuelos, y el lugar de España donde la corrupción ha sido el santo y seña de sus gobernantes durante los últimos años. Esta semana hemos sabido de la futura imputación del que fue Conseller de Cooperació, Rafael Blasco, y también de que empresas de los familiares de Cotino, President del Parlament valenciano, según informes policiales, financiaban ilegalmente al Partido Popular por medio de las empresas de la trama “Gürtel”. La única diferencia entre lo que acaece en tierras de Sicilia y lo que pasa en Valencia es que aquí todavía no corre la sangre, pero las tramas mafiosas se han incrustado entre los pliegues del poder político con la aquiescencia de éste.

En las últimas horas el Fondo Monetario Internacional ha pedido al Gobierno español que suba de manera inmediata el IVA, que alargue la edad de jubilación, que recorte el sueldo a los funcionarios y que elimine la deducción por compra de vivienda, al tiempo que han criticado la vergonzosa amnistía fiscal decretada por Rajoy, todo ello debido a que nadie cree que España pueda devolver los 100.000 millones de esa “línea de crédito”, pero Rajoy, mientras escribo, acaba de afirmar que no va a hacer ni puñetero caso de estas recomendaciones. Una vez más Rajoy saca pecho pareciéndose cada día más a aquellos antiguos hidalgos españoles que esparcían por su pecho migas de pan para hacer ver que habían comido opíparamente cuando se estaban muriendo de hambre. El registrador de la propiedad debe haber contestado a la elegante Christine Lagarde aquello de “España y yo somos así, señora”.

Estamos intervenidos, digan lo que digan, el Gobierno elegido democráticamente en las urnas no pinta nada y acata las ordenes de organismos que nadie ha votado, los controladores venidos de Bruselas vienen a vigilar que se haga buen uso del dinero prestado y todavía no conocemos la letra pequeña del contrato del rescate, así que apriétense los cinturones si todavía les queda espacio para seguir haciendo agujeros.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Claves de la permanencia en el Poder de Rajoy

¿La esperanza está en la Red?

Atentados anónimos

La mezquita de Bir al Abed ha padecido los crímenes del islamismo radical

Mantenimiento

Militar jubilado

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

A cada uno lo suyo

"A cadascun el seu"
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris