Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El testigo   -   Sección:  

Diseccionando las finales

Antonio Martín
Redacción
lunes, 20 de junio de 2005, 23:43 h (CET)
Como ya predije hace unos días, la final de la NBA va para largo, y si no me equivoco, lo mismo sucederá en el enfrentamiento particular que sostienen Tau y Real Madrid por ganar el título de la ACB. Detroit ha aprovechado sus partidos en casa para igualar la eliminatoria a dos, mientras que el Madrid ha dado el primer golpe, venciendo al Tau en el Fernando Buesa Arena.

Las claves para descifrar por qué Detroit ha empatado la final de la NBA ante San Antonio son sencillas: si bien en los dos primeros encuentros, en cancha de los tejanos, los Pistons se encontraron faltos de ideas, y sin que ninguno de sus jugadores titulares asumiese la responsabilidad, en los dos siguientes jugados en la Motown, y ante el cobijo de sus enloquecidos aficionados, tanto titulares como suplentes dieron la cara ante un rival venido a menos, que no esperaba la tromba que le cayó.

Billups, Rasheed y Ben Wallace, Hunter y McDyess, resucitaron del ostracismo al que los tejanos les habían condenado tras los dos primeros encuentros, para deleitar a la gente con una espectacular defensa, a veces en todo el campo, que dejaba sin argumentos hasta a Manu Ginobili, auténtica estrella de la final hasta llegar a Detroit. ¿Qué pasará en los siguientes partidos? Absolutamente de todo, cualquier cosa es posible. Yo dejaría caer que los Pistons serán capaces de ganar el tercer y último partido en Detroit, pero cuando haya que volver a San Antonio... ahí estará la clave.

¿Alguien pensaba que el Madrid sería capaz de vencer al Tau en el primer partido? Pocos, muy pocos, pero lo hicieron, a pesar de que se vieron superados por los de Vitoria durante gran parte del encuentro, los de Maljkovic fueron tremendamente pacientes hasta que les llegó su momento. Los de Ivanovic fueron venciendo por más de diez puntos, pero los madridistas supieron reaccionar a tiempo, ejerciendo una impresionante defensa sobre el lituano Macijauskas al final de último cuarto, eclipsando así el brillantísimo encuentro del alero. Scola y Calderón, desdibujados, no encontraron su sitio en el partido en ningún momento, mientras que el juego interior blanco se impuso a través de Burke, Felipe Reyes y Antonio Bueno, valedores junto a Louis Bullock de esta importantísima primera victoria.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris