Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Relato   Cultura   -   Sección:   Libros

Paisaje

Cuentos de sor Consuelo
Manuel del Pino
@ManueldelPino5
lunes, 2 de octubre de 2017, 08:16 h (CET)
Había un joven obsesionado con la política, hasta el punto de que descuidaba sus estudios, espantaba a las chicas y a sus amigos. Siempre tenía excusas, oyendo noticias nacionales e internacionales, para desgañitarse y escandalizar en público.

Ya se veía como un político profesional, un agitador de masas, un revolucionario histórico. A su madre, preocupada, se le ocurrió una idea: Había en Albera una monjita con fama de ayudar a la gente de manera original y sagaz.

Sor Consuelo acudió esa tarde a la casa donde la llamaban y dijo al joven:

─Vamos a dar un paseo.
─Yo no entro a la iglesia ─replicó el muchacho.
─No vamos a ir a la iglesia. Sólo a pasear.

Salieron al campo. Sor Consuelo se sentó en un majano frente al horizonte e indicó al joven que hiciese lo mismo. Así estuvieron todo el rato, sin hablar, sólo contemplando cada lento matiz del atardecer en el campo y en el cielo.

Cuando ya anochecía, el joven rompió el silencio y dijo:

─¿Quién habrá hecho todo esto?
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La apatía

Un microcuento de Esther Videgain

"Carlos I fue el último caballero medieval que existió"

Entrevista al historiador y escritor José Luis Corral

El día

Un microrelato de Esther Videgain

La falsedad

Un microcuento de Esther Videgain

“La homeopatía es la poesía de la medicina”

Entrevista a Pablo Queralt
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris