Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Notas

Sandra Ochoa
Redacción
domingo, 19 de junio de 2005, 05:23 h (CET)
Tengo 38 años y acabo de aprobar 3º de la ESO a pesar de haber acabado mis estudios de Diplomatura hace ya unos cuantos años. Digo esto porque así me siento realmente, como una chiquilla de 14 años a la que le acaban de entregar su boletín de notas y da saltos de alegría.

Estas dos últimas semanas de clase las vivimos los padres como si fuésemos nosotros los que nos examináramos. Ayudamos a terminar la multitud de trabajos que se les acumulan en estas fechas, que si pasar a ordenador los apuntes, el resumen final del Quijote, los tiempos verbales, las láminas de dibujo, y además nos aprendemos de nuevo la célula, el sector terciario, los polígonos, los verbos irregulares ingleses, la mitología griega y un sinfín de conceptos que teníamos ya en el baúl de los recuerdos y que ahora debemos refrescar si queremos que nuestros hijos sean “algo” en la vida.

Recuerdo a mi madre preguntándome por los deberes, pero no haciéndolos conmigo, también sus preocupaciones pero nunca con los nervios y la ansiedad que ahora padecemos. Hoy los padres nos felicitábamos unos a otros por el esfuerzo que hemos realizado.

Ha merecido la pena un año más, pero me pregunto si no será mejor matricularme en la misma carrera que elija mi hijo para que así tenga todos los apuntes y trabajos al día y yo pueda tomarme los exámenes finales con más calma y menos nervios. Somos la generación de los “super padres”.

Noticias relacionadas

Spain is very different

​Hermanos: como decía el eslogan de los años setenta de Fraga Iribarne: Spain is different. Pero mucho

Resumiendo la vergüenza

Los políticos tocan las palmas y mientras los ciudadanos nos ponemos a bailar

Regreso 2020; Caracas

Viaje sin retorno

Performance político

Pensar que hay que tocar fondo para poder levantar cabeza, me llena de incertidumbre

Medir las miserias en un planto

Si no fuéramos consumidores de los temas morbosos, todo ésto quedaría saldado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris