Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Sexo y Psicología

Etiquetas:   Seducción   Mario Luna   Libros   Método SC   Psicología   -   Sección:   Sexo y Psicología

"Nuestra especie no habría sobrevivido si las mujeres no hubieran sido infieles" (Parte II)

Mario Luna, escritor y director de Seducción Científica
Guillermo Peris
@guillermoperis
martes, 12 de junio de 2012, 20:02 h (CET)

En la segunda parte de la entrevista, Mario Luna explica por qué nos sentimos atraídos por personas diferentes. Nos habla de la variedad genética y del "nómada cazador", una figura que no aparece definida en sus libros pero que deja entrever en su última obra 'Ligar es fácil si sabes cómo'.

"Este modelo atrae a las mujeres, no tanto por ser el líder, sino por ser un elemento distinto que viene de lejos y puede garantizar que su descendencia va a tener genes renovados", comenta. De hecho, para el director del proyecto Seducción Científica, su importancia es tal que se atreve a afirmar que, "posiblemente", nuestra especie "no habría sobrevivido si las mujeres no hubieran sido infieles con nómadas cazadores".

Llanero Solitario
La figura del "llanero solitario" del cine de Hollywood tiene muchos rasgos de "nómada cazador".


(Continúa la entrevista desde la Parte I)

En la página 44 de 'Ligar es fácil' introducís un concepto que no estaba en tus anteriores obras. Decís que las mujeres sienten atracción sexual por hombres que las complementan genéticamente. Esto es lo de “polos opuestos se atraen”.

Hasta en las parejas gays hay siempre una persona que asume un rol más masculino y otro más femenino. Tengo amigas lesbianas y siempre hay una más “machita”.


“Sentimos atracción sexual para
beneficiar a nuestros genes”


Quizás tiene que ver con el tópico de que “uno quiere y otro se deja querer”. En las parejas siempre hay uno que lleva las riendas y otro que va a remolque.

Sí, incluso yo te digo que hay dos roles: uno masculino y uno femenino. Desde que se existe el sexo, desde el punto de vista de la evolución, siempre hay un rol activo y otro pasivo. Un rol protector y otro que se deja proteger. Un rol emocional y otro más orientado a resultados. Esto pasa con todos los animales.

Sentimos atracción sexual para beneficiar a nuestros genes en última instancia y hay muchas formas de hacerlo. Queremos que nuestra descendencia sea lo más sana posible. Por ejemplo, la endogamia * es perjudicial para nuestros genes. Los genes recesivos sólo se activan cuando los heredas del padre y de la madre. Tenemos un montón de enfermedades y de taras horribles en nuestros genes que no nos causan problemas porque son recesivos y no se manifiestan. Por eso, instintivamente, siempre nos vamos a sentir más atraídos hacia personas cuyas probabilidades de que nuestros hijos tengan una enfermedad causada por un gen recesivo son remotas. Es la misma razón por la que no te sientes atraído hacia tu hermana o por la que todas las culturas rechazan el incesto.

* Endogamia: Reproducción entre individuos de ascendencia común; es decir, de una misma familia o linaje (Wikipedia).

Esto quiere decir que genéticamente no somos iguales y hay personas que por su constitución genética complementan mejor a tus genes, y esa es la famosa “química”. Por ejemplo, hay chicas que se pueden sentir atraídas hacia tu olor porque genéticamente sois compatibles.

Todo esto implica que no sólo el líder de la tribu atrae. El nómada cazador también atrae. Es otro modelo que se puede explotar.

Es la figura del llanero solitario.

Efectivamente, es el llanero solitario que viene de en un lugar remoto. Date cuenta de que cuando viajas te miran más. Es el efecto del "nuevo de la clase". Todo esto significa que debemos desmarcarnos. Si no puedes ser el líder, sé completamente distinto. Si el líder es jugador de fútbol, hazte poeta o hazte músico. Así vas a atraer a las mujeres, no tanto por ser el "Líder de la tribu" (LDT) *, como por ser un elemento completamente distinto que viene de lejos y puede garantizar que su descendencia va a tener genes renovados.

Posiblemente, nuestra especie no habría sobrevivido si las mujeres no hubieran sido infieles con nómadas cazadores.

* Líder de la tribu (LDT): Según Mario Luna, estereotipo de hombre que proyecta las cualidades por las que las mujeres se sienten atraídas: buenos genes, situación privilegiada y capacidad para protegerlas.

No recuerdo haberte leído en ningún libro esta idea del nómada cazador.

Quizás la he insinuado en algún lugar, pero es cierto que en el método Seducción Científica nos hemos centrado mucho en el "Líder la tribu". Sin embargo, esta opción siempre ha estado.

En la página 41 de 'Ligar es fácil' decís que los hombres podemos ser monógamos o polígamos por igual de manera nautral. Sin embargo, Héctor Latorre sostiene lo contrario en una conferencia y dice que, tanto hombres como mujeres, somos polígamos por naturaleza y se apoya en el programa 26 de Redes para defender este argumento. E introduce un concepto muy interesante: nos sentimos más atraídos por aquellas mujeres que precibimos con capacidad de sernos fieles.

Esto es el típico sopesar. Si tengo una cosa renuncio a otra, incluso a nivel genético. Son apuestas. Dentro de la especie humana somos muy polivalentes. En la naturaleza hay ejemplos de monogamia (como algunas aves) o poligamia extrema (como los leones). La especie humana ha jugado con muchas estrategias reproductivas y, dependiendo del contexto, cada una puede tener sus ventajas y desventajas.

Héctor dice que la monogamia también puede tener sus ventajas. Te puede interesar sacrificar la cantidad por la calidad. Instintivamente, si nadie se entera, lo que nos gustaría es tener un harén porque podríamos dejar una descendencia enorme y las probabilidades de que nuestros genes sobrevivan en un futuro son tremendas.


“Los intereses reproductivos del
hombre y de la mujer colisionan y
por eso nos conviene llegar a acuerdos”


Entonces me estás diciendo que la situación natural ideal para el varón es la idea musulmana de tener un harén disponible para lo que quieras y que se vaya renovando. Es lo que en 'Sex Code' llamabas REM: Relaciones estables múltiples.

Me estás hablando de situaciones ideales. Situación ideal del hombre: esa. Situación ideal de la mujer: tener a un príncipe que la proteja y, de vez en cuando, ponerle los cuernos con un negrito o con un vikingo, es decir, con genes que no tengan nada que ver con él para tener variedad genética. ¿Qué ocurre en la realidad? Que cuando coges los intereses de una mujer y de un hombre ves que son incompatibles. Colisionan.

O llegas a un acuerdo o la engañas.

En efecto. Lo que ocurre es que a lo largo de la evolución se pueden dar casos en los que llegar a ese acuerdo es ventajoso. Porque si yo me empeño en ser ese musulmán con el harén y ninguna chica quiere pasar por ahí o mi situación y la sociedad no me lo permiten, puede llegar un momento en el que yo salga ganando haciendo una apuesta más segura priorizando la descendencia de calidad por tener mucha descendencia. Es la idea de tener pocos hijos pero que van a ser muy míos, van a estar muy bien educados y voy a crear muchos lazos afectivos. Por tanto, van a tener mucha más probabilidad de éxito en la vida. En lugar de tener 100 voy a tener cinco, pero cinco ganadores.

La estrategia de la fidelidad implica renuncias pero también tiene ventajas, sobre todo en el mundo real. Esto quiere decir que somos susceptibles a que una mujer nos ate.

(Le interrumpo) Entonces, cuando una mujer logra que te hagas fiel a ella, ¿te ha ganado la partida evolutiva? En 'Sex Crack' citas al programa 'Naturaleza Salvaje' de la BBC en el que dicen: “El sexo es egoísta. El rey de las bestias quiere poblar en mundo con su propia progenie”. ¿Acaso el varón no quiere más siempre?

Hay mucho de eso. El tema de la guerra de sexos, que es donde puede haber contradicción, es muy complejo. Constantemente, entre presa y cazador se produce una carrera armamentística. El leopardo y la gacela están constantemente evolucionando para sobrevivir. Entre el hombre y la mujer ocurre lo mismo: Hay una especie de “batalla de sexos evolutiva” donde se usan todo tipo de triquiñuelas naturales. Y te voy a poner un ejemplo: las tetas de las mujeres. ¿Tú sabes que hay mujeres que hacen trampas con sus pechos?


“Al final, vivimos para ser felices,
no para satisfacer a nuestros genes”

Yo creo que todas las hacen. Las que tienen los pechos pequeños usan relleno o se implantan silicona. Las que los tienen caídos se los elevan.

Todo eso lo hacen conscientemente. Pero voy más lejos: La propia naturaleza de las mujeres hace trampa. Los pechos grandes nos atraen porque nos dicen que esa mujer es más fértil y mejor madre porque tiene muchas glándulas mamarias. Pero cuidado, hay dos tipos de senos grandes: los que tienen muchas glándulas mamarias -lo cual a nivel biológico es muy costoso- y los que, más que tejido glandular mamario, tienen grasa.

¿Y qué quieres decir con esto?

Quiero decir que a ti te puede gustar más una chica con las tetas grandes pero con pocas glándulas mamarias que otra con las tetas pequeñas pero con un porcentaje de glándulas mayor. Es una carrera “armamentística” en la que estamos constantemente luchando. Por ejemplo, cuando valoramos los pechos firmes estamos desarrollando una estrategia contra ese “engaño”.

Con el enamoramiento ocurre lo mismo: Ellas desarrollan estratagemas para “enganchar” al hombre y tenerlo ahí, y nosotros estratagemas para escaparnos. La pregunta es: ¿tú tienes esos botones que pueden hacer que una mujer te gane la partida, te enamore y que tú seas feliz? Al final, vivimos para ser felices, no para satisfacer a nuestros genes. De hecho, estamos llegando a un punto de dominio en el que manipulamos nuestros propios genes. El concepto de vivir una vida para mis genes no tiene ningún sentido. Desde el punto de vista filosófico y ético está obsoleto.


“Mi experiencia cercana en relaciones en las que
me he implicado emocionalmente me ha hecho ver
cosas que se van a quedar conmigo el resto de mi vida”


Supongo que eres una persona que durante mucho tiempo no ha tenido pareja estable. No sé si ahora la tienes, pero ¿tiene algo que ver que estés hablando de esto con el hecho de que hayas tenido experiencias estables recientemente? ¿Han evolucionado tus ideas?

Mi experiencia cercana en relaciones en las que me he implicado más emocionalmente me ha hecho ver cosas que se van a quedar conmigo el resto de mi vida, independientemente de que sea un cabra loca y esté por ahí de flor en flor o de que siente la cabeza con una chica. Estas experiencias me hacen reflexionar en cosas como por qué siento esto, qué gano yo o qué ganan mis genes. Para que yo tenga una vulnerabilidad a ese nivel es porque tiene que darme alguna ventaja. A nuestros genes se les puede sobornar y constantemente el hombre lo hace con la mujer y la mujer con el hombre.


____________________

Entrevista completa: Parte I - Parte II - Parte III - Parte IV

Comentarios
usb3.0hub 16/dic/14    11:40 h.
Josep Pages Canaleta , Cardedeu 31/jul/12    22:14 h.
Josep Pages Canaleta , Cardedeu 31/jul/12    22:06 h.
Lenin Elguea 21/jun/12    18:03 h.
Lenin Elguea 21/jun/12    17:49 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La mayor parte de los hombres no asume los cambios en su sexualidad derivados del envejecimiento

19 de noviembre, Día Mundial del Hombre

¿Qué es la sexualidad?

Los seres humanos hemos sido dotados para el contacto piel a piel

¿Qué deseos inconscientes ocultan los celos?

Qué es el masaje tántrico y por qué es tendencia

El objetivo de estos masajes consiste en aumentar la capacidad de disfrutar de las sensaciones corporales sin prisas

Las mujeres ¿son fieles?

Hay distintos mecanismos que utiliza la sociedad para controlar la sexualidad de la muje
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris