Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El contragolpe   -   Sección:  

¿Por qué no juegan?

José Molins
Redacción
sábado, 18 de junio de 2005, 00:56 h (CET)
La excelente marcha de la selección española sub’20 en el mundial que se está disputando en Holanda ha vuelto a lanzar al aire la eterna pregunta del fútbol español. No se entiende cómo es posible que las jóvenes promesas de nuestro país ganen tantos títulos y luego la mayoría no lleguen a triunfar como profesionales.

Hay muy pocos equipos en Primera que se ‘arriesguen’ a dar oportunidades a los chavales de las categorías inferiores, y esto todavía se complica más si los clubs en cuestión se están jugando algo importante en el campeonato. Lo normal es ver debutar a numerosos canteranos en la recta final de cada campaña, cuando su club ya no se juega nada o cuando hay tantos lesionados en el primer equipo que no queda más remedio que sacar a gente del filial, y nunca tienen continuidad. Es la triste realidad del fútbol español.

Sin embargo, todos avalan la llegada de un fichaje extranjero, al que enseguida se le da la responsabilidad de ser titular. Y se da la paradoja de que en muchas ocasiones, cuando ese nuevo fichaje de relumbrón tenía unos años menos, caía derrotado siempre ante los españoles a quienes ahora deja en el banquillo.

Es lógico que todos los equipos quieran hacerse con los servicios del crack de turno, pero lo criticable es que contraten a extranjeros de segunda fila, con el objetivo de servir de recambio del jugador titular, condenando a los de la cantera al ostracismo, cuando probablemente estén más preparados. Además, siempre se tiene paciencia hacia los foráneos, argumentando que hay que dejarle “que se aclimate a la Liga española”, pero esa paciencia nunca existe con los canteranos.

La actual campaña ha demostrado que el éxito llega de la adecuada combinación entre fichajes y gente del filial. Los mejores ejemplos son Barça, Villarreal y Sevilla, con numerosos futbolistas consagrados ya en Primera pero criados en la ciudad deportiva de cada club. Puyol, Xavi, Iniesta, Víctor Valdés, Héctor Font, Cazorla, Sergio Ramos o Jesús Navas son varios de los máximos exponentes, pero lamentablemente no es lo habitual en nuestro fútbol.

No hay que tener miedo a apostar por la cantera. Si están demostrando en cada cita internacional que son los mejores del mundo con menos de 20 años, que les den la oportunidad de seguir siéndolo 5 años después, ya consagrados en la elite.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris