Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Triste Fracaso del After Office Revolucionario

Las revoluciones de colores solo funcionan cuando sus intereses coinciden con los de la prensa mediática que defiende el neoliberalismo
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
jueves, 7 de junio de 2012, 07:01 h (CET)
Si algo puede sacarse en claro del fracaso del After Office Revolucionario que organizaron los leales al “cambio” que lidera el cura papá Fernando Lugo, es que las revoluciones de colores de los personeros de las ONG solo funcionan cuando coinciden con los intereses de la prensa mediática de derechas.

Ello explica el éxito inicial de la experiencia “revolucionaria”, cuando dejaron sin un salario mísero a unos diez mil contratados de la Justicia Electoral, acto enmarcado dentro del pensamiento único del neoliberalismo, que en Paraguay gobierna sin oposición en las mentes de los ciudadanos.

Evidentemente, cuando los intereses no coinciden del todo con los empresarios anticomunistas que manejan los medios de Paraguay, no hay apoyo posible para ninguna causa.

Ya lo demostraron en innumerables oportunidades las marchas campesinas, mucho más multitudinarias que las que pudieron reunirse con el After Office Revolucionario de los “indignados” paraguayos de las ONG que captan dólares de USAID, y que son empujadas por la prensa subsidiada por el NED.

Aunque en muchas oportunidades esas manifestaciones que reclamaban reforma agraria triplicaban o cuadruplicaban en número a las del After Office Revolucionario, nunca lograron conmover al Congreso, dado que no contaban con el visto bueno de los dueños de medios de Paraguay. Cuando el objetivo era despojar a diez mil ciudadanos casi carenciados de una pensión que les hubiera servido quizá para financiar sus estudios o, en el peor de los casos, para su misma sobrevivencia, los amos de la prensa corporativa no dudaron en dar su apoyo a la “revolución”.

Sin embargo, el apoyo se enfrió para el siguiente objetivo, que era intentar desbloquear las listas llamadas sábanas, una embestida contra los partidos políticos tradicionales del Paraguay para restarles la autoridad de determinar a sus propios candidatos.

Como muchos acostumbran manifestarse por causas que ni siquiera entienden bien y con objetivos desconocidos, no fue difícil encontrar a un buen número de “militantes” de la contra convencidos de que con el llamado “desbloqueo” de listas con seguridad el Paraguay gozaría en el futuro de un Parlamento atiborrado por estadistas geniales e impolutos que conducirían al pais a las cumbres luminosas de su destino de grandeza.

Desafortunadamente para tan noble fin, un escándalo más del inspirador de la maniobra diversiva agazapado detrás de las movilizaciones vino a enrarecer el ambiente el mismo día de la gloriosa gesta ciudadana.

Con los medios distraidos en trivialidades, la cosa se puso más difícil. Tanto que incapaces de digerir la derrota y la impotencia, los nobles luchadores terminaron ocasionando vandálicos destrozos en varios edificios de la capital de Paraguay.

No hubieran olvidado nuestros héroes del After Office Revolucionario la frase del cineasta Woody Allen refiriéndose al estallido de la revolución rusa, cuando afirmaba irónicamente que estalló sencillamente porque el pueblo descubrió que el Tsar y el Zar eran la misma persona.
Comentarios
buy viagra online 13/mar/13    14:10 h.
buy viagra pills 13/mar/13    14:10 h.
christian castro 16/jun/12    15:22 h.
Le Dreyfusard 10/jun/12    07:30 h.
Aurelio Aguero Fariña 09/jun/12    11:09 h.
Benito Came 09/jun/12    03:37 h.
Carlos Osuna 09/jun/12    02:27 h.
narbot 09/jun/12    01:16 h.
Le 08/jun/12    16:28 h.
paty escobar 08/jun/12    05:12 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris