Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Debemos resistirnos como gato panza arriba al rescate?

Miguel Massanet
martes, 5 de junio de 2012, 07:06 h (CET)
La calle es la calle, quiero decir que lo que se comenta en tertulias, lo que se porfía en las cafeterías o se dogmatiza en algunas televisiones o radios, por pretendidos expertos o periodistas que se consideran especializados en cuestiones económicas, puede que sirva para llenar horas de emisión, que valga para que algunos se sientan arropados en sus ideas simplistas o que se radicalicen en su empeño derrotista de achacar las culpas de todo al gobierno pero, señores, ninguno de nosotros puede saber lo que va a suceder mañana, ni lo que nos espera a los españoles si nuestros gobernantes no alcanzan a atinar con el remedio adecuado para salir, con el menor daño posible, de esta situación extrema en la que nos encontramos, por mucho que nos empeñemos en pretender dorarla con placebos y milagros imposibles. Es posible que, los más acomodaticios, consideren que lo más aconsejable para España fuera escuchar los cantos de cisne que se lanzan desde Bruselas y la misma Alemania, en los que se nos recomienda  que no luchemos más, que nos rindamos y que nos sometamos a la Inquisición que se nos impondría si, por fin, nos decidiéramos a acudir a la solución, aparentemente más fácil, de someternos al rescate que se nos ofrece.

Los que ya nos estamos quejando de los recortes que nos ha venido poniendo el gobierno del señor Rajoy, los que nos lamentamos de que se hayan subido algunos impuestos, que se hayan congelado las pensiones o que, las tarifas eléctricas se hayan convertido en un tobogán sin fin en el que, por ahora, no paran de subir sin que se sepa a ciencia cierta cuando van a bajar de nuevo y si, en realidad, alguna vez volverán a hacerlo; nos creemos que ya no hay posibilidad alguna de que las cosas se pongan peor para los españoles, que hemos tocado fondo y que, a partir de ahora, las cosas deberían mejorar; estamos equivocados de medio a medio. He tenido ocasión de leer un artículo firmado por Javier G.Gallego y Pablo R. Suances en el que se deja claro cuales serían las consecuencias inmediatas de acudir al famoso rescate europeo, que tanto se nos recomienda.

No sé si no nos quedará más remedio que acogernos a estas ayudas, ignoro si, la posibilidad de que los bancos puedan hacerlo por su cuenta, sin que España como nación se vea involucrada en ello, llegará a conseguirse o si, por fin, el euro va a caerse de su pedestal para pasar a formar parte de las monedas en desuso. Pero, señores, lo que parece estar bien claro es que volver a la peseta sería un suicidio y recibir un rescate de Europa, a cargo de los fondos previstos para ello, comporta la entrada en nuestra nación de la temible Troika, que ha sido la que ha intervenido en aquellas otras naciones que han tenido que pasar por este amargo trance. En realidad, se trata de una comisión que representa a nuestros acreedores exteriores (BCE, Comisión Europea y FMI) que tiene por exclusiva misión asegurarse el cobro de lo que se les debe. El cómo lograrlo ya son habas de otro costal. Y es que, señores, como decía Disraeli, político, escritor y aristócratas inglés del siglo XIX, “ La deuda es una madre prolífica de locuras y crímenes”  y todas estas locuras y crímenes, entendidos en sentido figurado, son las que cometieron los del anterior gobierno cuando se creyeron que, las arcas del Tesoro, eran inagotables y las abrieron a su frivolidad, descaro y desvergüenza para que,  en menos de ochos años, vaciarlas y, por si no bastara, dejar al país endeudado para varias generaciones. Eso es lo que tenemos que agradecerles a ustedes, señor Rubalcaba, los socialistas, que han sido los verdaderos ejecutores de este magnicidio cometido con la nación española.

Según el artículo al que me he referido, ateniéndose a lo sucedido en aquellas naciones que como Grecia, Irlanda y Portugal ya pasaron por la experiencia de ser rescatadas, la inmediatas consecuencias que para sus ciudadanos tuvo el ser intervenidos, fueron: una subida brutal del Iva; despido de medio millón de funcionarios; pensiones y prestaciones por desempleo más bajas; coste de 20 euros por cada visita a urgencias; sueldos por despidos e indemnizaciones más bajos; menos becas en educación e infraestructuras más caras. Por supuesto esta Troika comenzaría por poner orden en las comunidades autónomas recortando “los gastos escandalosos que en algunos casos son surrealistas”  Me gustaría saber lo que pensaría, al respecto, el belicoso señor Mas o el hijo del señor Pujol que, con tanto ardor, defienden las ayudas al catalán o las embajadas y las subvenciones al cine y al teatro catalanes, de la posibilidad de que les entraran a saco en la Generalitat y suprimieran todo estos gastos absurdos, para ponerlos firmes y obligarles a atenerse a un presupuesto recortado del que no pudieran salirse.

Por ello, nos quejamos de que el señor Rajoy y su gobierno no hayan empezado, con carácter urgente, los necesarios recortes en toda la estructura del Estado, para reducir drásticamente el tamaño del sector público en todo el país. Porque, no es que pidamos el rescate, nos den el dinero pedido y aquí paz y allá gloria; no, no, nada de esto, porque lo primero que nos van a pedir es que firmemos un llamado “Memorandum de Entendimiento con la Comisión Europea” donde quedan especificadas las condiciones del rescate: cantidad total del préstamo, tipos de interés, plazo de vencimiento etc. y todo ello vinculado al estricto cumplimiento por parte española de un Programa de Ajuste elaborado por la Troika. No debe extrañarnos que, el gobierno del señor Rajoy, esté intentando por todos los medios, que no tenga que producirse una situación que, como viene ocurriendo en Grecia, pondría en grave peligro la estabilidad social en todo el país porque, si bien en el aspecto económico nuestra situación es mucho mejor que la griega, en cambio, en cuanto a personas en desempleo, estamos por encima del doble de la media europea, incluso muy por encima del paro griego.

Nos choca, cuando vemos que los socialistas se toman como un gran agravio al pueblo español que se piense en privatizar varios sectores públicos. En primer lugar, si hablamos de enseñanza, nadie puede poner en duda que los alumnos de escuelas y universidades privadas sacan mejores notas y tienen , en general, un nivel superior, en cuanto a los resultados obtenidos, que los de las públicas, pero es que, ha quedado demostrado que el sistema intervencionista del modelo soviético y, en general, la forma de administrar del sector público siempre resulta menos dinámica y eficaz, aparte que más cara, que cuando quien lo hace son entes privados. En todo caso lo que sí es cierto es que, en caso de la intervención de la Troika, una de las cosas que intentarían poner en práctica, aparte de adelantar la edad de jubilación a los 67 años, sería poner en venta, para privatizarlas, muchas empresas públicas y se impondría una fuerte reforma tributaria con aumento de los impuestos indirectos y se establecería el copago sanitario. ¿Recuerdan ustedes lo de conservar el  “estado del bienestar” tantas veces reclamado por el PSOE y los del 15M?, pues ya tienen la respuesta a sus alborotos, sus salidas de tono y sus pitidos en los estadios. La desconfianza que, entre todos, han creado hacia nuestro país ahora, por culpa suya, vamos a tenerla que pagar todos los españoles.

Y una pregunta más, ¿vamos a ser tan estúpidos de seguir creyéndonos que podemos prescindir de Europa, liarnos la manta a la cabeza y seguir obcecados en seguir la política del despilfarro, la prodigalidad y la falta de sentido común que nos ha arrastrado a la actual situación? Porque señores, el suicidio colectivo está servido. O así lo veo yo.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris