Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Eduación   Enseñanza   -   Sección:   Opinión

Calidad educativa

La educación española a la cola de Europa
Jose Pérez Suria
@jpesu
viernes, 1 de junio de 2012, 07:23 h (CET)
Me parece sincero empezar el artículo confesando que soy maestro, y que actualmente ejerzo mi profesión en un colegio público. Espero que esto les sirva para situar mi opinión dentro del propio conflicto que se ha abierto entre el profesorado y el Gobierno Central.

No les negaré que el aumento de la ratio por aula, la supresión de especialidades, carreras, profesores especialistas, la agrupación de niveles y de servicios específicos, la rebaja del número de liberados sindicales, la supresión del bono libro, etc. me parece correcta y no niego que lo contemplo como un retroceso en una mejora del propio sistema que se había conseguido a lo largo de los años. Pero en ningún caso eso justifica una merma de la calidad educativa. Cabe indicar que la educación española a pesar de gozar de todo lo descrito anteriormente y más, no se sitúa entre las mejores de Europa, de hecho estamos a la cola de toda la Unión Europea, y mejor no compararla con otros países, no sea que perdamos lugares en el ranking.

La educación en España necesita una mejora sustancial

Así que, todo lo que los sindicatos defienden a capa y espada no ha supuesto hasta el momento que nuestro sistema educativo haya sido referente o ejemplo de nada. Es verdad que la educación en España necesita una mejora sustancial, y posiblemente estas restricciones acaben con un sistema descentralizado, un sistema que no penaliza a los eternos estudiantes, que permite a profesores y docentes (sin generalizar) hacer un mal uso y abuso de las ventajas laborales que permite ser funcionario y de unos padres que veían una educación gratuita a golpe de subvenciones, bonos y becas, carente de esfuerzo académico.

Estamos en época de crisis y al igual que ésta no puede ser excusa para pasar la guillotina a la educación, tampoco la supresión de ciertas ventajas no es causa de la merma o de la pérdida de la educación pública. Afortunadamente la educación pública en España no se ha perdido, ni perderá, aunque sí hemos olvidado una cultura de la responsabilidad laboral y del esfuerzo académico con el fin de conseguir ciertos beneficios y ayudas.

La España de los “ninis” nos la hemos currado a base de ejemplos

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris