Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Eduación   Enseñanza  

Calidad educativa

La educación española a la cola de Europa
Jose Pérez Suria
@jpesu
viernes, 1 de junio de 2012, 07:23 h (CET)
Me parece sincero empezar el artículo confesando que soy maestro, y que actualmente ejerzo mi profesión en un colegio público. Espero que esto les sirva para situar mi opinión dentro del propio conflicto que se ha abierto entre el profesorado y el Gobierno Central.

No les negaré que el aumento de la ratio por aula, la supresión de especialidades, carreras, profesores especialistas, la agrupación de niveles y de servicios específicos, la rebaja del número de liberados sindicales, la supresión del bono libro, etc. me parece correcta y no niego que lo contemplo como un retroceso en una mejora del propio sistema que se había conseguido a lo largo de los años. Pero en ningún caso eso justifica una merma de la calidad educativa. Cabe indicar que la educación española a pesar de gozar de todo lo descrito anteriormente y más, no se sitúa entre las mejores de Europa, de hecho estamos a la cola de toda la Unión Europea, y mejor no compararla con otros países, no sea que perdamos lugares en el ranking.

La educación en España necesita una mejora sustancial

Así que, todo lo que los sindicatos defienden a capa y espada no ha supuesto hasta el momento que nuestro sistema educativo haya sido referente o ejemplo de nada. Es verdad que la educación en España necesita una mejora sustancial, y posiblemente estas restricciones acaben con un sistema descentralizado, un sistema que no penaliza a los eternos estudiantes, que permite a profesores y docentes (sin generalizar) hacer un mal uso y abuso de las ventajas laborales que permite ser funcionario y de unos padres que veían una educación gratuita a golpe de subvenciones, bonos y becas, carente de esfuerzo académico.

Estamos en época de crisis y al igual que ésta no puede ser excusa para pasar la guillotina a la educación, tampoco la supresión de ciertas ventajas no es causa de la merma o de la pérdida de la educación pública. Afortunadamente la educación pública en España no se ha perdido, ni perderá, aunque sí hemos olvidado una cultura de la responsabilidad laboral y del esfuerzo académico con el fin de conseguir ciertos beneficios y ayudas.

La España de los “ninis” nos la hemos currado a base de ejemplos

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El título de los padres de Felipe VI

Don Juan Carlos y Doña Sofía son reyes honoríficos

Viva La France

Han pasado siglos desde que Joseph Rouget de Lisle creará el himno de La Marsellesa que para el batallón

Dejémonos amar

Nuestra gran asignatura pendiente, es no haber aprendido a querer, queriéndonos

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris