Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Juez o crítico literario

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
jueves, 16 de junio de 2005, 01:16 h (CET)
Lo que de manera suave se llama ayudar al buen funcionamiento de la Administración de Justicia, potenciado con el principio de la jurisdiccionalidad, independencia e inamovilidad de los jueces, no son más que la patente de corso de los magistrados en los tribunales, para decidir más allá del bien y del mal. Su denuncia, recibirá la respuesta que el sistema garantista dispone de la discrecionalidad de los recursos. Pues no, ya está bien.

Qué el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz deje en libertad al sanguinario terrorista que brindó en la cárcel con champán otros asesinatos, niegue en un auto judicial que el etarra José Ignacio de Juana Chaos, no pertenezca a la banda ETA, supone la cercanía al "delirium tremens" pasando por el surrealismo. Qué son casi 3.000 años la condena que su longevidad le impidería cumplir, pero que el legislador (políticos) y el que aplica la ley permite que disfrute de libertad en la todavía plenitud de la vida, es para decir basta ya.

El magistrado Pedraz considera a De Juana por sus artículos en Gara como "escritor" y lo libera. El premio Cervantes para "El escudo" y "Gallizo", sus artículos. Dice el juez de la Audiencia Nacional, que el apoyo al Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV), no es ETA ni es terrorismo, ya que tal frente de presos no están calificados como banda armada o terrorista.

Sus argumentos refuerzan mi convicción de la potestad de poder omnímodo de los jueces, que amparados en principios constitucionales, hacen y deshacen por haber obtenido una oposición de funcionario. La lógica no es la racionalidad, sino la desvirtuación por convicciones personales o inducidas del juzgador , aplicando la ley que más interese con tal fin.

Si de Juana no es terrorista de ETA , está totalmente arrepentido y se desvanecen sus criminales convicciones como las burbujas del champán con el que brindó, significa que cualquier atentado contra usted quedará ímpune con unos añitos de "redención". Si unimos la negociación gubernamental, habrá que cuestionarse si realmente el "Estado de Derecho" que existe en España, realmente protege a sus ciudadanos.

La duda metódica planteada, al afirmar que de Juana no es terrorista y debe disfrutar del paraiso vasco, se extiende del juzgado al juzgador: ¿Santiago Pedraz será juez o crítico literario?

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris