Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Al borde del precipicio   -   Sección:  

Negligencias sin coste

Antonio Valencia
Antonio Valencia
martes, 14 de junio de 2005, 22:49 h (CET)
Una metedura de pata por parte de no se sabe aún quién dentro del Celta ha provocado que el equipo celeste haya pasado de celebrar el ascenso a tenerlo totalmente en el aire. Curiosamente, de momento no ha rodado ninguna cabeza, en la mejor tradición dirigencial española, donde las dimisiones o los ceses son la excepción y no la norma en estos casos.

Esta actitud contrasta con la que ha tomado el Terrassa, que descubrió demasiado tarde que el Celta había cometido contra ellos el mismo error que contra el Xerez. De haberlo denunciado a tiempo, los catalanes habrían logrado tres puntos que les podrían haber mantenido vivos una semana más.
Ese error le ha costado el puesto al director deportivo, responsable en último término de la situación.

También en su día el Valencia destituyó a su delegado de campo, Juan Sol, cuando éste permitió que Benítez introdujera en el campo a Denis Serban en el partido de Copa frente al Novelda, con lo que incumplía la norma sobre jugadores no comunitarios, lo que derivó en la eliminación de los chés de la Copa del Rey 2001-02. Claro que aquí llovía sobre mojado, porque Sol ya se había tragado otra situación similar con Jorge Valdano como técnico valencianista.

En cambio, partidos como el Valladolid-Betis, con Clemente como entrenador bético, ganado por los andaluces en los despachos en circunstancias similares a las anteriores, o el más reciente Racing-Osasuna, no tuvieron consecuencia alguna y los delegados y demás responsables siguieron en sus puestos como si nada hubiera pasado.

La verdad es que me parece muy grave que a un delegado se le pueda colar una situación de estas, precisamente porque un delegado (y lo digo por experiencia propia) no tiene prácticamente nada que hacer durante el partido, por lo que es incomprensible que se le puedan pasar por alto estas situaciones. A no ser que no se esté a lo que se debe, o se esté más pendiente de los árbitros que de otra cosa, lo cual cada día, desgraciadamente, es más habitual.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris