Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

¿Podrá el presidente de Kazajstán prevenir la revolución?

Evgueny Kozhokin
Redacción
lunes, 13 de junio de 2005, 22:51 h (CET)
La fecha de celebración de las elecciones presidenciales en Kazajstán todavía no se ha determinado, pues según la Constitución de la república hay variantes para fijarla. Existe la probabilidad de que los comicios se desarrollen al final del año en curso. Pero a pesar de que la decisión todavía no se ha tomado, todas las fuerzas políticas de Kazajstán están a la espera e intensifican la lucha por ganar al electorado. O sea que la campaña electoral ya está en marcha, y en ella ya se vislumbran tanto los crecientes esfuerzos de la oposición como una bien sopesada estrategia de las autoridades.

Hoy día Kazajstán es un país que se desarrolla exitosamente, su PIB crece a un alto ritmo. A diferencia de otras ex repúblicas soviéticas de Asia, Kazajstán se caracteriza por la estabilidad política y tiene una estrategia de desarrollo única en el espacio postsoviético, llamada "Kazajstán 2030".

Al propio tiempo, no se puede decir que la república haya sobresalido absolutamente del contexto de los países, en los quales se observa una sucesión de revoluciones "de colores". La revolución que se realizó en Kirguizia y luego los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar en la ciudad uzbeca de Andizhán no pudieron menos que impactar en los ánimos de los kazajos. La oposición local no es homogénea. Por ejemplo, el partido "Ak Zhol", encabezado por Alijan Baimenov, es constructivo en sus planteamientos y no promueve slogans radicales, aunque en las intervenciones del propio Baimenov resuena crítica mordaz al actual régimen, especialmente con respecto a la corrupción reinante en el aparato administrativo. El partido intenta elaborar variantes alternativas del desarrollo, sosteniendo que los recursos financieros que actualmente posee el país permiten elegir un camino más eficaz.

También existe otra oposición, es el bloque "Por un Kazajstán más justo". Entre sus fundadores hay figuras políticas de mucho peso, que antaño ocupaban muy altos puestos, por ejemplo, el ex viceprimer ministro Oraz Dzhandosov;el ex presidente de la cámara baja del parlamento Zharmajan Tuyakbay; el ex embajador de Kazajstán en Rusia y ex ministro de Información, Altinbek Sarsenbaev, y un representante de la empresa grande, Bulat Abilov. Según líderes de ese bloque, todo dependerá de cómo se porte el pueblo: si la gente se lanza a la calle, ellos van a estar con ella.

La oposición posee recursos financieros, no muy grandes, pero suficientes para organizar la labor, realizar viajes por el país y tener oficinas normales.

Por supuesto, existen problemas en cuanto al acceso a los medios noticiosos. Este es uno de los puntos de sus acusaciones al régimen actual. En efecto, es muy limitado el acceso a la televisión, pero la oposición utiliza eficazmente la prensa escrita e Internet.

Las autoridades kazajas comprenden que a pesar de que la situación económica es favorable, el país no está asegurado contra los cataclismos políticos.

Siendo un político experimentado, el presidente Nazarbaev decidió ofrecer en primavera un programa social de proporciones extraordinarias, que va a cumplirse a partir de este año: del 1-ro de julio de 2005 aumentan sustancialmente las becas para los estudiantes; desde el 1-ro de julio de 2006 van a pagarse subsidios por el cuidado del niño hasta cumplir éste 1 año de edad, así como se ha prometido establecer subsidios para los hijos menores de 18 años de las familias de bajos ingresos. El programa comprende asimismo medidas anticorrupción. Se plantea la tarea de atraer diversas capas de la población a la participación en la labor de los organismos administrativos.

Este programa, promovido por Nazarbaev en vísperas de las elecciones, tanto esboza las perspectivas de desarrollo como incluye medidas apuntadas contra las "revoluciones de terciopelo". El tiempo dirá si tales medidas resultan ser eficaces. Es una experiencia importante para Rusia, pues representa en sí un intento de no recurrir a duras represiones, sino que actuar por medio de corregir el desarrollo socioeconómico e institucional del país con el fin de evitar conmociones.

____________________

Evgueny Kozhokin, es director del Instituto de Estudios Estratégicos de Rusia (Agencia Rusa de Información 'Novosti', www.rian.ru)

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris