Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El testigo   -   Sección:  

Felicidades campeones

Antonio Martín
Redacción
lunes, 13 de junio de 2005, 22:22 h (CET)
El Betis se hizo con la Copa del Rey en la prórroga gracias a un gol de Dani tras empatar en el tiempo reglamentario a uno frente al Osasuna. Fue un partido muy disputado, aunque tedioso y falto de espectáculo durante gran parte del mismo. Los de Serra Ferrer se adelantaron en el marcador en el minuto 75 de la segunda parte por medio de Oliveira, pero poco después, Aloisi empató el encuentro mediante un espléndido cabezazo.

Si bien la primera parte comenzó siendo vistosa, pronto desembocó en una contínua sucesión de errores y desaciertos por parte de los dos equipos. Joaquín, cansado por sus recientes partidos disputados con la selección española, fue de los mejores de su equipo durante todo el encuentro, aunque sus internadas por la banda derecha de la primera parte no encontraron un claro rematador en ninguna ocasión. Muchos de los ojos de los espectadores estuvieron clavados durante todo el partido en la labor del uruguayo Pablo García, dado que se rumorea que está en la órbita del Real Madrid para la próxima temporada; el caso es que, aunque renqueante por una lesión, fue el mejor de su equipo, entregado en su labor de recuperación de balón y asistiendo a sus delanteros, aunque sin demasiada suerte. Al final del encuentro se convirtió en triste protagonista al ser expulsado merced a una espeluznante entrada sobre Joaquín.

En la segunda parte la cosa mejoró sustancialmente, principalmente debido a que llegaron los goles. El primero lo consiguió el delantero bético Oliveira, quien se aprovechó de un clamoroso fallo en defensa de Cruchaga, que no se entendió con su portero a la hora de despejar un balón. Poco después, los navarros empataron el partido tras un increíble cabezazo de Aloisi. En la prórroga, los jugadores deambularon por el césped víctimas del cansancio, pero cuando más cerca se veía la tanda de penaltis, Dani marcó el tanto de la victoria a pase de Varela, otorgando al Betis la segunda Copa del Rey de su historia. En los minutos finales, la tensión acumulada por ambos equipos desembocó en una tangana que involucró a diversos jugadores, incluidos algunos que nunca debieron salir de sus respectivos banquillos; pese a ello, deberíamos quedarnos con esa imagen final, con ambas aficiones emocionadas, aplaudiendo a sus respectivos equipos: ejemplar el comportamiento de ambas, no como el de algunos jugadores a los que idolatran.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris