Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

A los oídos de una mujer

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
lunes, 13 de junio de 2005, 01:44 h (CET)
Escribe una carta al director de ABC, Maribel Montaño Requena, secretaria federal de Igualdad del PSOE, ejerciendo una crítica contra un escrito y una determinada publicidad que considera sexista, al contradecir la ley de Violencia en el ámbito familiar, ya que según ella los medios de comunicación deben fomentar la protección de la igualdad entre hombre y mujer. Introduciendo a la ingeniería social que los grupos feministas, a los que o está adscrita o pertenece, habla del rol meramente decorativo que atribuyen a las mujeres. Lamentablemente, la alteridad y complementariedad no es entendible en grupos parciales y divisores de la sociedad, que para nada creen el concepto de familia, y por ende basado en la igualdad comprendiendo estos términos. Los hijos destrozados por estos experimentos, ni hablemos señora.

Habla del lenguaje, no pudiendo ser más irrisorio incluso el nombre de la ley que alude. Antigüamente género, se atribuía en los "ultramarinos" la mercancía que llegaba (allende los mares). No obstante el retorcimiento de la lengua, ¿debe? ser símbolo a toda costa de supremacía.

Puede esta señora denunciar lo que le venga en gana con la ley que se han sacado de la manga (todos los electos por cuatro años), ley que no sirve nada más que para fomentar la denuncia, y que como lo ocurrrido a algún amigo de un periodista andaluz, tenga que publicar que lo ha metido en la cárcel su ex-mujer por denuncia falsa.

La carencia de un modelo ideológico de deteminadas hornadas políticas, motiva la búsqueda de referencias que no son siquiera estabilizadoras, sino que más bien constituyen el totalitarismo de la supremacía de sexos basada en la discriminación, hoy llamada positiva. Comprender la sociedad no es agruparse en colectivos aturullados en lucha de sexos, lo que antes era de clases. Es mamar a la familia, quién no lo haya hecho que no venga imponernos sus tarados módelos.

En cuanto a lo de la gracia de las expresiones, camisas pardas, negras y verdes (éstas últimas, las históricas de los actuales socios de su gobierno) actuaron preteritamente contra sus conciudadanos. Su postura es la de las camisas rosas, que tarde o temprano, será desenmascarada ante la opinión pública. Y no gracias a los partidos políticos, sino a la sociedad civil que ya se manifiesta contra las tropelías del signo que sean. Espero verle, el día 18 de junio en la manifestación de Madrid, en contra de su atrabiliaria política.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris