Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Conferencia sobre Irak en Bruselas: ¿Show o debate?

Marianna Belenkaya
Redacción
lunes, 13 de junio de 2005, 01:44 h (CET)
Representantes de más de 80 países y organizaciones internacionales tomarán parte en la conferencia para Iraq que se celebrará en la segunda mitad de junio en Bruselas. El problema que más preocupa hoy día a los diplomáticos de muchos países es el siguiente: ¿qué se debe hacer para que esa actividad sea productiva y no se transforme en un show político? Los objetivos oficiales de esa conferencia, que se convoca a iniciativa de EE UU y la UE, consisten en prestar apoyo a la nueva Administración iraquí del período de transición y consolidar los esfuerzos de la comunidad mundial dirigidos a contribuir al proceso político y la reconstrucción económica en Iraq y a mejorar su situación en materia de seguridad. O sea que abundan palabras de carácter general.

Por supuesto, todas las conferencias se parecen: se pronuncian discursos y después se desarrollan debates. La comunidad mundial quiere escuchar la opinión de las autoridades iraquíes sobre la situación que se vive en el país y luego darles recomendaciones, si ello hace falta. Pero el problema consiste en que las 84 delegaciones, que van a participar en la conferencia, difícilmente podrán dar su opinión respecto a todo lo relacionado con Iraq, y también en cómo se puede considerar la opinión de la mayoría de los reunidos en Bruselas. Son problemas orgánicos y dependen de los objetivos que se plantean los organizadores.

Por algo hoy día se dedica una especial atención a preparar bien el trabajo de los grupos de expertos, o sea de aquellas personas que van a guiar el desarrollo de la conferencia y seguir atentamente qué opiniones se expresan. Una parte de esa labor ya está cumplida: los expertos procuran valorar cómo están preparadas las reuniones.

Según han informado a RIA "Novosti" unas fuentes gubernamentales, aunque quedan sólo dos semanas hasta el comienzo de la conferencia, no existe una clara visión de cómo deben ser sus resultados. Los objetivos son unos para todos: garantizar la seguridad, lograr la estabilidad política y económica en Iraq, pero los matices y enfoques de cómo se puede conseguirlo difieren. Por ejemplo, los estadounidenses hacen hincapié en la seguridad, y los europeos, en la primacía de la Ley.

Existe otra diferencia obvia. Washington lo ve todo a través de la óptica rosada de avance de Iraq hacia la democracia, mientras que en Moscú exhortan a no olvidar los momentos negativos del proceso político que se desarrolla en Iraq, y lo que es aún más importante, a no temer hablar de ello. Si no se habla de ello, la conferencia de Bruselas se transformará en un show propagandístico, señalan en Moscú.

Rusia, como participante del grupo de iniciadores de la celebración de la conferencia, quisiera que su documento final contenga claros puntos de referencia a que pueda orientarse el Gobierno iraquí, tales como un amplio diálogo y consenso entre diversos grupos iraquíes. Por supuesto, en ello no hay nada nuevo. Pero la conferencia de Bruselas le da una oportunidad a la comunidad mundial para debatir francamente todos los problemas acumulados.

En Moscú están de acuerdo en que el proceso político de momento se desarrolla en Iraq conforme al horario previsto en la Resolución 1546 del Consejo de Seguridad de la ONU. Hasta ahora no ha habido serias desviaciones del horario fijado, las autoridades iraquíes cumplen las tareas planteadas, pero por delante está un momento muy difícil: la redacción de la Constitución y la entrega del poder a un Gobierno permanente, no el de transición. Para lo cual importa mucho consolidar a la sociedad iraquí. Si el proceso político sufre un revés, la comunidad mundial tiene que estar preparada no sólo a dar recomendaciones suaves a las autoridades de Iraq, sino también a actuar como mediadora y organizadora del diálogo entre diversas fuerzas iraquíes, manifestaron las fuentes.

____________________

Marianna Belenkaya es analista de la Agencia Rusa de Información 'Novosti'.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris