Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

La manifestación contra el Gobierno

Sergio González García

jueves, 9 de junio de 2005, 23:17 h (CET)
El pasado sábado se produjo la última de las grandes manifestaciones realizadas en el Estado español, curiosamente, contra la labor del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el tema del terrorismo de ETA. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), dirigida antaño por uno de los hijos del Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Luis Portero, con una gran sensibilidad, ha pasado a manos de alguien algo más sectario en sus planteamientos como Francisco José Alcaraz, que se ha mantenido al lado del Partido Popular en la oposición en primer lugar al designio del ex Presidente del Congreso de los Diputados y actual Rector de la Universidad Carlos III, Gregorio Peces-Barba, figura controvertida en el panorama político por su excesivo apego al gobierno progresista, y por otro lado su orientación antiterrorista, anteriormente unido al PP sin ninguna fisura, pero más tarde mucho más cercano al resto de partidos del arco político, con los que cuenta para tomar resoluciones y medidas antiterroristas. Por tanto, la relación entre el Partido Socialista y los conservadores no pasan por buenos momentos, pese al mantenimiento del llamado “Pacto por la Libertad y contra el Terrorismo”, sobre todo por la politización de las víctimas, también profundamente divididas entre los diversos grupos aglutinadores de personas represaliados por ETA.

La incipiente ruptura de relaciones entre la Asociación de Víctimas del 11M y la Asociación de Víctimas del Terrorismo, sobre todo por la tendencia ideológica que sustenta a cada uno de ellos, y las formas de desempeñar su labor social han traído consigo un acercamiento a las organizaciones políticas, que como se pudo observar el otro día, donde las consignas en favor del ex Presidente del Gobierno, José María Aznar, de la cúpula directiva del principal partido de la Oposición, empezando por su Presidente, Mariano Rajoy, y finalizando por el ex Ministro de Justicia, Interior y Secretario General del partido, Ángel Acebes, mostrando enseñas pre-constitucionales y profesando injurias contra los miembros del Gobierno, centradas principalmente en el líder del Ejecutivo.

No sólo se produjeron estos acontecimientos, sino que los ataques contra multitud de trabajadores de televisión, radio y prensa se hicieron palpables, acusaciones contra periodistas de la Cadena Ser, y las ofensas lanzadas sobre los trabajadores de las empresas de Radio y Televisión públicas de Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE, como la cadena autonómica de Castilla La-Mancha, tildaron un acto destinado en un primer momento al recuerdo de las víctimas y a la oposición al diálogo con ETA, en una manifestación partidista y de escaso valor social.

El martes se produjo la renuncia esperada de uno de los políticos menos valorados en uno de los países más pobres de Sudamérica, Bolivia, donde la actitud de muchos ciudadanos contrarios a la labor de la clase gubernamental ha provocado la segunda renuncia del Presidente, Carlos Mesa, una vez más revocable, puesto que el Parlamento probablemente decidirá la continuidad del gobierno central hasta la celebración de las elecciones en agosto. El Partido del Movimiento Al Socialismo del dirigente indio, Evo Morales, se constituye como la principal amenaza, sobre todo por el apoyo cívico que mantiene entra las clases populares del estado, que vienen de las zonas más rurales, que desde hace tiempo tienen una cruzada contra el intento de la zona rica en materias primas y minerales de un fragmento del país que amenaza con obtener la independencia, apoderándose de todo lo que sustenta al resto de la nación, y que pasaría por convertirse en uno de los lugares de mayor prosperidad social.

A todo ello, se le une la actitud hostil que mantienen los seguidores del dirigente cocalero contra la reforma de la Ley de Hidrocarburos que planteaba el gobierno estatal, y que suponía una entrega total de los recursos energéticos que contiene el país a las multinacionales del petróleo como Repsol, Total y BP. Finalmente, la presión ejercida desde las capas populares consiguió frenar la reforma gubernamental, aunque ello contó con la reprobación de la comunidad internacional ante el intento de usurpar el poder de manera antidemocrática de Morales, y la violencia en las calles que se está produciendo por las llamadas al uso de la fuerza del dirigente socialista. Todas las encuestas apuntan a un más que posible ascenso al poder de otro de los dirigentes populistas que asolan Sudamérica, pudiéndose convertir este estado en otro de los lugares posibles que conformarían la alianza anti estadounidense, que tiene su núcleo central en el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y el Presidente de Cuba, Fidel Castro.

Al mismo tiempo se conoció una noticia relacionada con el proceso que se inició en España contra el ex dictador chileno, Augusto Pinochet, que alcanzó la Jefatura de Estado en 1973, tras derrocar al legítimo mandatario socialista, Salvador Allende, y se mantuvo en el poder durante casi veinte años con actitudes fascistas, represivas y anti izquierdistas, sobre todo con la complicidad de los dirigentes de la época, los ex Presidentes de EE.UU, Richard Nixon y Ronald Reagan, y la ex Primera Ministra británica, Margaret Thatcher. Salió a la luz pública la sentencia final sobre el caso de la ´Operación Cóndor´, en la que estuvo implicado al igual que la cúpula militar chilena de la época, y en la que fallecieron multitud de personas contrarias a la dictadura militar, comunistas, socialitas, defensores de los Derechos Humanos y otra serie de individuos. La causa puesta en marcha por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en 1999, cuando reclamó la extradición del dictador al encontrarse éste en Inglaterra y no tener asilo político, siendo denegada por el gobierno británico, y trasladado a Chile donde también contaron con una negativa todos los intentos del magistrado español, pero consiguió que una Corte de Justicia dirigida por el juez Guzmán le retiraran el cargo de Senador Vitalicio con el que contaba desde su retirada del gobierno, y lo procesaran por cargos de homicidio y fraude. Finalmente, tras la retirada del juez Guzmán, serían los magistrados, Cornelio Villarroel, Juan Muñoz y Alfredo Pfeiffer, los que sólo acusarían al ex dictador de fraude económico, y no de homicidio y asesinato, puesto que consideran que no está en condiciones físicas y mentales para ser sujeto de procesamiento penal.

Un día más tarde, se conoció la imposibilidad de entrar en Marruecos de una delegación catalana en la capital del Sáhara Occidental, El Aaiún, por la negativa del gobierno alahuita, que considera la considera poco imparcial para evaluar la situación de los Derechos Humanos en la antigua colonia española. Tras los acontecimientos de la semana pasada en que un grupo de diputados madrileños de izquierda fueron devueltos a España “por posicionarse a favor de la postura independentista del Frente Polisario”. Entre los representantes de los partidos catalanes figuran Albert Batalla, Convergencia y Unió, Joan Herrera, Iniciativa Per Cataluña, Rafael López, Partido Popular, y Jordi Castells, Esquerra Republicana de Cataluña, mientras que el Partido Socialista finalmente decidió no enviar un representante, puesto que consideraba que la situación es bastante difícil y prefería que el Gobierno Central llevara a cabo todas las gestiones posibles para evitar que se pudiera producir una crisis en las relaciones diplomáticas entre ambos ejecutivos. Todo ello se produce tras la represión cometida por las fuerzas de seguridad marroquíes contra los partidarios de la secesión de la antigua colonia española, que se manifestaron en la capital de Marruecos, Rabat, y otras zonas como Tánger. Desde el primer momento exigen el cumplimiento de las resoluciones de la ONU para esta zona, intentando poner en práctica el referéndum sobre la independencia del territorio recogido en el “Plan Baker”, y que hasta el momento, la monarquía absoluta alahuita no ha permitido realizar.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris