Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Reportaje   -   Sección:  

Un sistema presupuestario que superó situaciones de crisis

Raúl Sánchez Costa (Praga - Rep. Checa)
Redacción
lunes, 5 de febrero de 2007, 21:57 h (CET)
El presupuesto europeo ha transcurrido por diversas crisis y modificaciones a lo largo de la historia de la CEE y de la UE. Todas ellas fueron superadas con éxito por los Estados miembros. No obstante, la UE se presenta ante un nuevo reto para el próximo año: lograr un acuerdo en el estancado debate del sistema presupuestario.

Los recursos financieros de la Unión Europea se formaron, en un primer lugar, por las contribuciones nacionales, a través de un porcentaje del PIB de cada Estado miembro. El proceso se modificó en la Conferencia de la Haya en diciembre de 1969 y se instituyó un presupesto propio. Además, el Parlamento Europeo salió reforzado, adquiriendo mayor poder del que poseía.

La evolución hacia la autonomía presupuestaria generó diversas dificultades a lo largo de los primeros pasos de la recién constituida Comunidad Económica Europea. Un proyecto de la Comisión en 1965 provocó, por ejemplo, una de las mayores crisis de la historia de la UE debido a la decisión de los políticos franceses al no presentarse en el Parlamento Europeo durante seis meses.

La sustitución del sistema de las contribuciones nacionales devinieron una necesidad para la evolución del proceso de integración europea. La Comunidad Europea, por aquel entonces, precisaba de independencia política y financiera para superar su primera crisis institucional y para hacerle frente a los costes del PAC (Política Agraria Comúm). La adopción del sistema de un presupuesto propio constituyó, de hecho, el nivel de integración de los países miembros.

El Consejo Europeo aprobó en 1970 tres recursos propios: una tasa de aduana obtenido de los productos importados de los terceros países, un porcentaje de TVA adquirido por los Estados miembros y los recursos de la agricultura con el objetivo de compensar la diferencia entre los precios internos y mundiales. La Política Agrícola Común beneficia, además, de otras recaudaciones específicas como la tasa en los productos lácteos.

No obstante, el prespuesto resulta insuficiente a causa del crecimiento de excedentes en la agricultura, la caída de los precios mundiales, la ampliación de la Comunidad Económica Europea, la reducción progresiva de diversos impuestos. Esta crisis obligó reformar el sistema de contribución y la aprobación de unas normas presupuestarias mucho más estrictas.

Aparece, por otro lado, un cuarto recurso, el Producto Nacional Bruto, con el fin de apoyar el sistema de contribución, pero que se considera de naturaleza complementaria. Su objetivo consiste en cubrir la diferencia entre la suma recaudada por los recursos propios y los gastos generados por la UE. Con este recurso el sistema de presupuestos se aparta de la idea de autonomía que promovían los tecnócratas. Sin embargo, ofrece una solución segura para evitar futuras crisis. Pero, para realizar la cohesion económica y social, los Estados miembros manifestaron en el Tratado de Maastricht en 1992 la intención de estudiar las posibilidades de corregir a las naciones menos prósperas de los elementos regresivos del presupuesto. La Comisión Europea revisó el sistema y lo bautizó Delors II, que consistía en adaptar el sistema de los presupuestos conforme a las economías menos desarrolladas.

En fin, la solidaridad representa un principio esencial de los procesos de ampliación. Un espacio integrado es un espacio de solidaridad, necesaria para asegurar la unidad y el equilibrio de las nuevas identidades. Por tanto, la perspectiva de ensanchamiento de la UE hacia los países de la Europa central y del este, Estados con una alto porcentaje de mano de obra en agricultura pero con una capacidad contributiva reducida, acentuaría las dificultades del principio de solidaridad para la financiación de la Unión Europea.

Noticias relacionadas

Los hoteles ibis de Valencia ofrecen a sus clientes la posibilidad de decidir el precio a pagar por su estancia

Del 2 al 6 de marzo lanzan la promoción “Nosotros ponemos la calidad, el precio lo pones tú”

La hostelería, como el vino, mejora con el tiempo

Después de la mejor temporada turística de la historia el sector sigue mejorando su competitividad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris