Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Bromas aparte   -   Sección:   Opinión

Sin insultos

Ezequiel Estebo
Redacción
martes, 7 de junio de 2005, 22:41 h (CET)
Ahora no se insulta a los que se manifiestan, dicen. No. Ahora simplemente se les dice que se va a pactar con quien quiere matarlos.

Rodríguez Zapatero fue a Vigo a dar un mitin. ¿Vieron las imágenes de hastío de la gente? Los jóvenes que estaban detrás, medio dormidos, mirándose con gesto de desencanto y desconcierto. Tal vez se preguntaban qué hacían dando su respaldo a quien tenía la indecencia de negociar con terroristas. Y luego suelta la perla esa de que a él le llamaban "pancartero", que ahora no se insultaba a los que se manifiestan en una declaración revanchista, inmoral, demagógica y repleta de falsedad y mentira. No, ahora no se les insulta a los que se manifiestan simplemente se les dice que se va a pactar con quien quiere verlos muertos.

Asesinos. Asesinos. Aún retumban en mi cabeza a ritmo de marcha de manifestación los gritos de la gente. Esto, por lo que se ve, no era insultar. Aún recuerdo las sedes apedreadas. Esto no era insultar, efectivamente. Era agredir y amenazar. Y los ministros abucheados. Además no ser insultar tampoco era cortar la libertad de expresión.

El sábado, en Madrid, más de un millón de personas salieron a la calle para pedir que el ejecutivo de la nación no venda a España ante sus verdugos. La gente allí presente, aclamó con fuerza sus convicciones. La gente allí presente reivindicó sus derechos de forma pacífica y legítima. Nadie robó jamones en los centro comerciales. Nadie apedreó sedes, ni se corearon consignas del tipo "asesinos" y bien se podía, teniendo en cuenta la reivindicación que se hacía. No se quemaron contenedores. Simplemente se manifestó la gente.

Como no, los medios de comunicación "independientes" de este país intentaron minimizar la envergadura de los hechos. No eran más que unos pocos, no tienen mayor importancia... Pero resulta que el hecho en sí, incuestionable, es que Rodríguez Zapatero ha pasado de tratar al PP como a esa fuerza que está sola, a programar recepciones para las víctimas, comenzando por la AVT, como no correspondía que fuera de otro modo. Y con sólo una manifestación. Porque por lo que se ve, al señor Rodríguez si no se sale a la calle a protestar tiene la oreja dura y no oye. Vende cara su democracia el señor Rodríguez. Tal vez por eso estaba dispuesto a negociar con ETA, porque al fin y al cabo esos sí salen a la calle y cuando salen, desgraciadamente, vaya que si se hacen notar. De hecho suelen matar a algunas personas de vez en cuando y dejar heridas a otras muchas de cuando en vez.

Y no será por la escasez de la fuerza de los medios "independientes", porque medios no les faltan. Si es menester se saca a Pilar Manjón a la palestra a decir barbaridades como: "las víctimas somos víctimas, y los hermanos, aunque sean presidentes de una asociación, no son víctimas". Ahora además del carné de demócratas los rojos postfranquistas pretenden dar el carné de víctima. Los hermanos no son víctimas. En fin, no sé lo que habrán pensado y sentido los hermanos de las víctimas del 11-M de su asociación; pero creo que sí tengo una idea de lo yo personalmente hubiera pensado, y les aseguro que yo no hubiera durado ni un instante más en su asociación ni hubiera estado muy de acuerdo con que mis padres hubieran seguido en ella. Porque yo no sé lo que define la Ley como "víctima", pero lo que sí sé es lo que define el corazón como tal. Y un hermano que pierde a otro en un atentado queda con el corazón partido y el alma hecha añicos y sino, es que ni era hermano ni era nada. Ante esto, afirmar cualquier otra cosa es de una soberbia, prepotencia y desprecio tal hacia los demás que no es de recibo ni se comprende que se la consientan. Claro que, por supuesto, yo no estoy en ese caso y a mí se me escapa lo que puedan pensar y sentir quienes sí lo son. Y por lo mismo, antes que ninguna otra cosa pido disculpas por mis atrevidas palabras. ¡Quién soy yo para decir cómo se han de sentir los familiares de las víctimas!

Pero bueno. Tampoco da para sorpresas la cosa, porque ya sabemos la idea que tienen algunas personas de no politizar a las víctimas: Ir a cerrar comisiones políticas. Pero hoy, cada uno podrá pensar lo que quiera, mientras unos han salido a la calle y han pedido pacíficamente, públicamente, de forma transparente que se les escuche, otros siguen optando por el: "no vean lo que me dicen cuando estoy sola" y mientras unos piden de forma legítima lo que consideran que les corresponde; otros juegan a deslegitimar, autoinstalándose en una atalaya de verdad y superioridad desde donde se conocen los sentimientos de los demás y se condena a las personas sin pruebas ni juicio previo.

Este sábado, yo estuve en Madrid. Estuve en Príncipe de Vergara y no fui capaz de reaccionar. El espectáculo lujuriante de explosión de libertad, de gente gritando por la vida, por la dignidad, por el derecho a ser tratados como personas y no como moneda de cambio, me dejó atónito.

Este sábado, entre todos los asistentes a la manifestación estaban los jóvenes de Nuevas Generaciones del País Vasco. Jóvenes jovencísimos que ya tenían que llevar escoltas. Pero no se insulta a los que se manifiestan. No. Sólo se les dice que se quiere "dialogar" con quien quiere matarlos.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris