Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Pluralidad en los medios

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 7 de junio de 2005, 01:27 h (CET)
Gracias al PSOE ya tenemos una España mucho más plural, democrática, con talante y con Canal Plus en abierto. Y es que si fallara el último enunciado, sin duda, en España no habría democracia.

La semana pasada el Congreso con los votos del PSOE y sus socios de Gobierno aprobaron la llamada “Ley Polanco”. Y se saltaron a la torera democrática y con talante las enmiendas introducidas por el PP y CiU en el Senado. Eso es respeto por el bicameralismo.

¡Ah! Y permitirán a un señor concentrar más del 50% de las concesiones radiofónicas en un mismo ámbito de cobertura. Es la legalización del “antenicidio”, sobre el cual hay sentencia firme del Tribunal Supremo.

Resulta que con esa ley siguen limitados el número de canales analógicos y será Don Jesús el beneficiario de la misma. ¿Usarán el mismo rasero para El Mundo TV y Veo TV?¿Dejarán a Libertaddigital TV emitir en abierto para toda España? Me temo que no. Me temo que lo de la pluralidad y el talante es sólo para los amiguetes o los jefazos. Democracia socialista.

Resulta que en los medios de comunicación tradicionales abunda el servilismo a PRISA y a la izquierda en general. Esto por no hablar del lenguaje de lo “políticamente correcto”, que no es más que otro arma de los antisistema.

¿No recuerdan que cuándo el Carmelo en Barcelona los medios del talante, plurales, democráticos y progres representados por su Asociación de Periodistas cedieron a la pretensión gubernamental de decretar un apagón informativo sobre el desastre? Esa debe ser la pluralidad democrática de la izquierda. La misma que hay en Cuba.

Verán, a mí me parece muy bien que Polanco tenga 50 canales para emitir en abierto, si quiere. Pero resulta que si hay libertad debe haberla para todos. No sólo para Don Jesús del Gran Poder.

En una democracia liberal, basada en el sistema de libre mercado, no se puede entender que el derecho a acaparar el espacio radioeléctrico esté en manos gubernamentales.

Si realmente queremos medios democráticos y plurales lo que hay que hacer es liberalizar ese espacio. Así, todo el que quiera podrá montar su televisión o su radio. Y si hace programas que tienen audiencia triunfará y hasta ganará dinero. Si su programación es una porquería se arruinará. Como sucede en otros muchos ámbitos. Y los ciudadanos disfrutarían de un montón de canales a elegir. ¿Qué es eso de qué no hay espacio para todos? Mentira. El problema es que a mayor número de canales, más a repartirse el pastel publicitario. ¿Y qué? Además de que es una falacia, porque esto supone más del “Suma cero” marxista: para que uno gane otro tiene que perder, rebatido hace ya años.

Si hay más canales las empresas que quieran tendrán que destinar más dinero a la publicidad, o bien insertarla en los medios donde pueda haber más compradores potenciales del producto. Punto y final. El canal con más audiencia más publicidad obtendrá. ¡Pero qué miedo tienen nuestros intervencionistas a la libertad y al esfuerzo! ¿No se creen capaces de competir en un mundo libre? Tal es mi impresión. Mucho de “la credibilidad del número uno” pero el “número uno” no se atreve a competir en un mercado abierto.

Si a eso sumamos que ha de producirse el apagón analógico (el debate está ahora mismo en la UE, que quieren hacerlo obligatorio para una fecha determinada en todos los países de la Unión) ¿qué sentido tiene esta ley restrictiva, intervencionista y sectaria?

Una vez más el Gobierno nos ha demostrado lo que es el talante: todo para los amigos y fastidiar a los ciudadanos. Que se quedan sin poder disponer de una oferta televisiva y radiofónica ilimitada.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris