Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El testigo   -   Sección:  

No nos engañemos

Antonio Martín
Redacción
lunes, 6 de junio de 2005, 23:34 h (CET)
La victoria de España ayer sobre el débil equipo lituano no debería ocultar las miserias ofensivas de un equipo que está hoy poy hoy, a años luz de encontrar su mejor juego, y sobre todo, de encontrar su personalidad.

Símbolo de la impotencia de los delanteros españoles en el partido de ayer fue Fernando Torres. El eterno debate sobre el alzamiento de este jugador como gran estrella mediática antes de tiempo vuelve a la opinión pública con cada actuación pobre que ofrece el jugador atlético, algo que se hace a todas luces más notorio cuando ocurre en los partidos de la selección. En los primeros cuarenta y cinco minutos, Torres estuvo desafortunado no ya de cara al gol, sino en todos los aspectos del juego: falto de concentración y torpe a la hora de la recepción. Algunos dirán que hizo una gran jugada en el centro del área, que fue a parar al cuerpo de Raúl en su dirección a la portería... y nunca mejor dicho dirección, ya que la trayectoria del balón iba claramente fuera.

Si bien la defensa del equipo español no sufrió en la primera mitad (tampoco existió un equipo enfrente que atacara), en la segunda parte se encontraron con un gol correctamente anulado, pero que metió el miedo en el cuerpo a los españoles. Aragonés, que por algo le llaman desde hace mucho “el sabio de Hortaleza”, decidió sustituir a Torres por Luque, y de las botas de éste llegó la salvación para España tras un partido plomizo, triste y muy gris. Si Aragonés quiere vencer de otra manera, y sobre todo convencer a la afición, debe cambiar muchas cosas en su equipo, y no estaría mal que empezara a dar mayor protagonismo a jóvenes como Luque, Sergio Ramos y Luis García (los cambios de la segunda mitad). Lograr un 1-0 (y gracias de nuevo, Casillas) frente a una selección tan inofensiva como la lituana, no hace que alberguemos demasiadas esperanzas para el futuro. Al menos estamos avisados.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris