Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crítica musical   -   Sección:   Música

Tubonegro, party animals

Guillem Salvador
Redacción
viernes, 30 de septiembre de 2005, 00:26 h (CET)
Turbonegro acaba de sacar su segundo álbum después de la reunión. Los fans han recibido con los brazos abiertos este buen disco de rock, muy trabajado en el aspecto de la producción sonora y muy bien equilibrado en su computo global de canciones.

Cuando un grupo de rock saca un disco demasiado bueno, los siguientes trabajos siempre tenderán a ser comparados con él, independientemente del tiempo transcurrido o de los cambios estilísticos que haya sufrido la banda. En el caso de Turbonegro, el éxito logrado con Apocalypse Dudes les seguirá de por vida para bien o para mal, porque, como todos sabemos, esta obra fue una gran influencia para cientos de formaciones de finales de los noventa y marcó un antes y un después gracias a su indudable calidad y potencia en el mundo del punk-rock.

Si comparamos Party Animals con Apocalypse Dudes nos llevaremos una ligera decepción, pero hacer esto sería un grave error, porque el último trabajo de los Noruegos es un grandísimo LP, que al igual que su predecesor, Scandinavian Leather, contiene una buena colección de temas punk-rockeros que quitan el aliento.

Party Animals es un disco equilibrado, es difícil encontrar temas que bajen el listón, pero puede que esté un poco cojo en cuanto a hits diferenciados. El trabajo destaca por su sonido elaborado, las guitarras suenan mejor que nunca, con su característica distorsión punzante pero con una nitidez inusual que las hace mucho más escuchables. El LP empieza con la mejor canción, “All My Friends Are Dead”, y luego prosigue con unos cuantos temas bastante duros que se dejan querer desde la primera escucha. Sería interesante destacar “City Of Satan”, “Blow Me (Like The Wind)” o “Wasted Again”. En todos los casos, las letras siguen siendo sencillas y pegadizas, para que en directo los seguidores las puedan corear con ímpetu y fuerza.

Las influencias de Party Animals beben de muchas fuentes. Puede que en algún momento se parezcan a los Ramones, o en otros a los Sex Pistols; también huelen bastante a los temas más cañeros de Thin Lizzy o Kiss, pero todo ello, como ya he dicho, trabajado de una forma muy fina a la vez que estridente y demoledora que les hace tan característicos y especiales.

Party Animal deja un buen sabor de boca, cuesta un poco descubrir su verdadero espíritu; la falta de cortes que te enganchan y te hacen ponerlos una y otra vez se nota, pero englobando es muy completo, se caracteriza por su coherencia y por el efecto general que produce.

Desde luego, creo que en estos momentos Turbonegro es una de las bandas en mejor estado de forma de Europa, espero que sigan así, y espero que, a ser posible, se sigan acercando con más frecuencia por nuestro entorno.

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris