Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Y digo yo...   -   Sección:   Opinión

Descalabro galáctico

Jordi Martínez Aznar

domingo, 5 de junio de 2005, 00:04 h (CET)
Para muchas personas, este pasado fin de semanaha sido algo diferente a los de los últimos meses. Ha sido el último tras nueve meses de cita semanal con el fútbol, con las maratones radiofónicas con los que nos bombardeaban cada sábado y domingo desde principios de aquel mes de septiembre del año pasado.

Para unos, los seguidores del Barcelona, será una temporada para recordar después de haber conseguido el título liguero después de cinco años de sequía. Otras aficiones, como las del xxxx o la del xxxx, también han acabado contentos la temporada después de ver cómo sus respectivos equipos se clasificaban para competiciones europeas el año que viene.

Pero dicen que no siempre llueve a gusto de todos, y equipos como el Albacete o el Numancia han acabado perdiendo la categoria o no han cumplido con las espectativas en ellos a principios del presente curso, como pueden ser el caso del Atlético de Madrid, los cuales vieron interrumpido uno de sus entrenamientos por parte de un grupo de radicales, llegando a amenazar de muerte a varios miembros de la plantilla.

Uno de los equipos damnificados ha sido el Real Madrid, los cuales no han podido evitar un segundo año consecutivo en blanco. Hace ya algún tiempo que su presidente, el señor Florentino Pérez, inició su andadura en la jefatura blanca con una idea muy clara: crear un equipo en el que convivieran lo mejor de la casa con los mejores jugadores del mundo, la famosa política de "zidanes y pavones", con los cuales conseguir todos los títulos y trofeos que se les pusiera delante, incluso sin la necesidad de bajarse del autobús, tal y como ya dijera en su momento el mítico entrenador Helenio Herrera.

Pero el presidente blanco no contó con dos cosas que a la larga pueden resultar negativas. La primera es la edad. Cuando Florentino Pérez fichó a sus galácticos, sus edades rondaban entre 25 y 30 años, edades entre las cuales un jugador da lo mejor de sí mismo, no siendo un novato pero sin tampoco ser demasiado veterano.

Pero claro, al igual que para usted y para mí, los años no pasan en balde, y aquellos jovenzuelos que maravillaban al mundo entero se han convertido en treintañeros que ven cada vez más cerca el final de sus carreras, por lo que están antes sus últimas oportunidades de conseguir un contrato multimillonario antes de que jugadores 10 y 15 años más jóvenes ocupen su lugar.

Lo segundo es el choque de egos. Con el fichaje de tantos "zidanes", lo que ha acabado haciendo es meter a demasiados gallos en un mismo gallinero, sin caer en la cuenta que todos querrían tener su particular cuota de protagonismo. En el caso de no conseguirlo sobre el campo, cada cual no dudaría en conseguir esta cuota fuera de él sin ningún tipo de pudor, lo cual puede llegar a influir negativamente en su rendimiento deportivo. Si no, que se lo digan a Ronaldo, que tras su fastuosa boda en tierras francesas estuvo un mes sin ver puerta.

Dos de los ejemplos más significativos han sido David Beckham y el propio Ronaldo. Desde que llegó a Madrid, el inglés ha sido prácticamente más noticia en las revistas y programas del corazón y cotilleos que en la prensa deportiva. En todos los años que hace que sigo el fútbol no recuerdo a ningún jugador al cual le hayan salido tantas aantes en tan poco tiempo, la mayoría de las cuales han hecho su particular negocio contando su historia al mejor postor.

Otra cosa es el brasileño. Primero que si estaba gordo. Luego que si no marcaba. Después que si menuda fiestas de cumpleaños se monta. Y finalizó con esa falsa boda en aquel castillo, fiesdta que costó una cantidad tal de dinero que me da miedo sólo de intentar recordarlo. Total, para separarse al cabo de 86 días. El, según dicen, está triste. Ella, seguro, muy contenta. Por un lado ya es famosa en España. Por el otro, ha conseguido ingresar en sus cuentas los 4,5 millones de euros que tenía pactados con el jugador en el caso de separarse. O sea, poco más de 700 millones de las antiguas pesetas. No está mal el negocio ¿verdad?

Después tenemos jugadores como Luis Figo, el cual no ha acabado de tragar su suplencia a lo largo de las últimas jornadas, además de que hace ya tiempo que se le está buscando equipo. Él mismo dijo hace tiempo que siempre le había atraído el jugar en un club inglés, por lo que no le haría ascos a jugar en la Premier pese a que ya ha indicado por activa y por pasiva que piensa cumplir el año de contrato que le queda por cumplir en el club capitalino. Parece paradójico que el jugador que hizo ganar las elecciones a Florentino Pérez haya sido puesto en la lista negra particular del presidente.

En cuanto a la plantilla del año que viene, la cual, como cada año, irá a por todas, parece que a Florentino Pérez poco le importa las opiniones de su cuerpo técnico, ya que parece que se ha vuelto a poner como principal objetivo el querer fichar pensando solamente en las ventas de camisetas y no en su posible rendimiento en el campo. Estaría dispuesto a escuchar a sus entrenadores, aunque siempre de cada a la galeria, para que luego nadie pueda hacerle ningún tipo de crítica en este sentido, aunque más le vale ir con cuidado, ya que como finalicen otro año en blanco, mucho me temo que la masa madridista acabará pidiendo su cabeza en bandeja de plata, dejando el incidente de los seguidores del Atlético de Madrid de hace unos días en una simple reprimenda.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris