Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Baloncesto   LIGA ENDESA   ACB  

La desigualdad en la Liga Endesa

La Liga Endesa sufre, como otras muchas competiciones europeas, una desigualdad que favorece a los clubes con dinero y perjudica a los equipos pequeños
Pau Rodríguez Tubau
@paurodritu
sábado, 21 de abril de 2012, 07:53 h (CET)

Hace tiempo que surgió un debate preocupante sobre la Liga Endesa: su desigualdad. Si miramos los campeones de la competición española desde, que se formalizó como Liga ACB en el año 1984, podemos ver que casi siempre ganan los mismos: trece títulos para el FC Barcelona, ocho para el Real Madrid CF, tres para el Baskonia, dos para el Joventut de Badalona, y uno para el Málaga y el Manresa respectivamente. Con la excepción de los verdinegros y los manresanos, los campeones de la Liga ACB desde 1984 son siempre los equipos grandes, los cuatro que cada año juegan la Euroliga.

Este debate derivó en una división de la liga: los equipos “grandes” y los equipos “pequeños”. Esta desigualdad es tal que los clubes en el grupo de los “pequeños” se han reunido unas cuantas veces en estos últimos meses. Entre las posibles soluciones para acabar con este problema, se propuso la creación de una liga española donde no participaran los equipos “grandes”.

En este artículo daré otra posible solución a este problema, que pienso que en caso de hacer esta división, que en un futuro será inevitable, también beneficiaría a los clubes “grandes”.

El modelo de organización que da más igualdad a todos los clubes es, hasta el momento, el de la NBA. En las últimas diez temporadas, hasta seis equipos diferentes se han proclamado campeones de la mejor liga del mundo, repitiendo título solo San Antonio Spurs y Los Angeles Lakers. ¿Qué modelo usa la liga americana para que haya igualdad entre las franquicias?

La respuesta es el límite salarial (salary cap). La organización pone un límite a los equipos para evitar justamente que haya equipos grandes y equipos pequeños, para evitar los fichajes a “golpe de talonario” y las deudas y concursos de acreedores. Con esta medida se garantiza una igualdad entre muchos conjuntos de la liga, pero no entre todos, porque eso, se quiera ver o no, es una utopía.

¿Entonces por qué no se implanta en Europa un método como el de la NBA, usando un límite salarial? Aunque muchos aficionados ya lo hayan propuesto y debatido muchas veces, implantar un método de este tipo es más complicado de lo que parece, porque los equipos grandes se niegan rotundamente y los presupuestos de los equipos pequeños son demasiado bajos.

La iniciativa que tomaron en 2008 los grandes clubes de la Europa del Este fue la creación de la VTB United League, una liga que junta a los mejores equipos de esos países. Por ejemplo, en Rusia la desigualdad es mucho mayor que la que hay en la Liga Endesa, ya que el CSKA Moscú ha ganado dieciocho veces el título liguero en los últimos veinte años. Por casos como este, se decidió crear esa competición.

Ahora la pregunta es: si Europa del Este ha creado la VTB United League, ¿por qué no se puede crear una liga de este tipo que junte a los mejores equipos de España, Francia, Italia, Grecia, Alemania, etc.? Sin eliminar la Euroliga, que es la competición europea por excelencia, los equipos grandes de la Liga Endesa disputarían una competición más igualada contra otros clubes de su nivel y de esta manera la desigualdad en las ligas domésticas no sería tan frecuente.

En el caso de los equipos de la VTB United League, aparte de competir en esa competición, juegan en sus respectivas ligas domésticas y en Euroliga, ¿pero no sería mejor que dejaran de participar en la liga doméstica para que la desigualdad desapareciera y aunque el nivel bajara un poco, las ligas fueran más interesantes?

Si se creara una liga europea donde los equipos grandes de España participaran, la Liga Endesa se quedaría sin un dominio incontestable de tres o cuatro equipos. Eso sería beneficioso para los equipos grandes, que podrían competir cada partido al máximo nivel, y para los equipos pequeños, que tendrían posibilidades de ganar la Liga Endesa. Indirectamente también se mejoraría la situación económica, porque con la supuesta igualdad, los partidos serían más interesantes, y eso podría dar patrocinios importantes.

Es una idea complicada de poner en marcha, y más en tiempos de crisis, tendría sus desventajas, pero probablemente daría sus frutos en un futuro. Es muy complicado que una liga de esas características se pueda crear, y que los equipos grandes accedan a dejar de jugar en las ligas domésticas, pero por soñar, que no quede. Aparte, si como he dicho en el principio, esta división de equipos parece ser que es inevitable, ¿por qué no beneficiar a las dos partes?

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Os odio a todos

Una rueda de prensa que aclara que estamos dentro de una celda acolchada

Plinio

Se habla de la cocina de El Quijote, se habla de la cocina de Pavón, más paralelismos

Dignidad y valores

La dignidad es el respeto y estima que toda persona por el hecho de estar viva se merece

Rivera apela al transfuguismo político. Quien no corre vuela

Quizá esta ha sido la más rocambolesca época de distrofia política, donde el futuro de España se está jugando al “estraperlo”

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris