Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El contragolpe   -   Sección:  

Una nueva era

José Molins
Redacción
viernes, 3 de junio de 2005, 22:04 h (CET)
Comienza una nueva etapa en el Valencia tras el estrepitoso fracaso de esta temporada. Quique Sánchez Flores ya ejerce como entrenador, encabezando un proyecto deportivo arriesgado pero muy ilusionante. Obviamente, hay riesgo en la decisión de Quique por su escasa experiencia como técnico, pero el ex del Getafe tiene muchas otras virtudes que palían este defecto.

El entrenador madrileño ha sido el elegido por el nuevo director deportivo, Javier Subirats, con quien coincidió varios años en la banda derecha del equipo que ahora dirigen a diferentes ámbitos. El mismo Quique Flores mostraba sus ganas de triunfar en el que ha sido su equipo de toda la vida, supliendo la falta de experiencia con “energía, sentido común, conocimientos y lógica”.

Pero tras el año en blanco de este curso, el comienzo de esta etapa con la llegada del madrileño tiene muchas similitudes con el fichaje de Rafa Benítez hace 4 temporadas. Son inevitables las comparaciones. Jóvenes, con poca experiencia entrenando equipos de elite pero con un aplomo y unos conocimientos que les hacen destacar por encima del resto de su promoción. Es cierto que Benítez estaba cansado de dirigir equipos en segunda, algo que no tiene Quique, pero este último ha vivido 14 años en el lateral derecho de Valencia, R.Madrid, Zaragoza y la selección, un bagaje espectacular y que le da la experiencia que no tiene en los banquillos.

Aunque la comparación con Benítez, el mejor entrenador de la historia del Valencia, es cargar de excesiva presión a un Quique recién llegado en su vuelta al club. Sin embargo, él mismo, en una lección de seriedad confianza y ambición, no sólo no renunciaba al símil, sino que lo consideraba la línea a seguir por él con la voluntad de alcanzar sus logros.

La gran ventaja de Quique es que ha llegado a un Valencia renovado, totalmente diferente al de las temporadas anteriores. La jerarquía de mandos está ahora mucho mejor estructurada, cada uno se ocupa únicamente de su parcela y el trabajo del entrenador encuentra su respaldo directivo en Subirats, uno de los dos pilares del presidente Soler. El no cumplimiento de todo esto fue el detonante de la marcha de Benítez tras ganarlo todo. Así pues, el club parece que no va a caer en los mismos errores del pasado.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris