Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Reportaje   -   Sección:  

Europa aún mantiene un conflicto por resolver

Raúl Sánchez Costa / Tiraspol (Moldavia)
Redacción
jueves, 27 de octubre de 2005, 23:45 h (CET)
Mientras la Unión Europea se acerca a Rumanía y Bulgaría, otros países, como Ucrania y Moldavia, necesitan resolver un conflicto que les ayudaría a adherarse también. Cisdniestria representa un obstáculo para ambas naciones ex soviéticas por su impasibilidad ante el tráfico de armas y de drogas.

“Europa aún conserva un agujero negro y, por tanto, hay que poner los medios para erradicarlo”, expresó el Presidente de Ucrania, Viktor Yushchenko, el pasado mes de febrero con respecto a la parte derecha del río Dniéster, Cisdniestria. El “Segundo Kaliningrado”, como la denominan en Moldavia, es el punto de discordia entre Rusia y Europa.

Actualmente, la marioneta de Vladimir Putin al frente del régimen separatista, Igor Smirnov, se dedica a construir instalaciones deportivas de primer nivel como el Estadio de fútbol cubierto y a asustar a la población, sobre todo, de origen rumano, para que los jóvenes no estudien el rumano y, también, para que no hablen con extranjeros.

El Soviet Supremo, cuya entrada de sus miembros en la Unión Europea está totalmente prohibida, permite el tráfico de armas y de drogas. En marzo de 2000, la policía rusa detuvo a un hijo del separtista Igor Smirnov en Moscú en posesión de más de un millón de dólares tras haber vendido a terroristas chechenos armamento fabricado en Tiraspol. No obstante, Putin evitó que se divulgara la noticia en los medios de comunicación para que se quedara solamente como bulo.

Unos meses más tarde, el Presidente ruso se desplazó a la capital de Moldavia, Chisinau, donde pudo comprobar las muestras de armamento que se producen en Cisdniestria. A pesar de todas estas pruebas, la Duma rusa sigue recomendando al dirigente ruso que continúe su apoyo a Cisdniestria y que aplique sanciones a la República Moldavia por no querer aceptar el “Memorandum Kozak”, en el que otorgaría el mismo poder a Cisdniestria que a Moldavia; y por cortar las relaciones comerciales, políticas y diplomáticas.

Por otra parte, representantes de organizaciones criminales, hombres de negocios y del poder fueron asesinados por haberse inmiscuido en negocios “sucios”. El jefe de la Aduana de Causeni, Eugen Grosu, capturó partidas de mercancías de contrabando de drogas el 2 de julio de 1999 y, varios días después, encontraron su cuerpo sin vida por un disparo en la cabeza. Fueron hallados también los cadáveres de un ministro de Seguridad de Estado, Anatol Bordiuja y el Presidente de la Asociacion de Industria por negarse a unirse a la alta esfera de las personas corruptas.

Ante esta situación, se añade la gran incompetencia, la poca voluntad política y la corrupcion de la elite de Chisinau. Por un lado, Rusia intenta mantener el territorio a través de la proteccion por parte del ejército ruso y, por otro lado, Moldavia no pretende solucionar el conflicto como moneda de garantía para evitar la unificación con Rumania.

A la entrada de Cisdniestria, la “Armada XIV”, ex ejército de la antigua Unión Soviética que permaneció en la región para ayudar a la población en la guerra contra las milicias moldavas en 1992, registra a los pasajeros y controla las mercancías, sin permitir la entrada a los moldavos y, por supuesto, a los extranjeros.

La vasta ciudad de Bender se puede admirar en su plaza principal un monumento conmemorativo a Stalin por haber salvado a la población de la invasión de los nazis el 23 de agosto de 1944, siendo el único lugar que venera a Stalin en Europa. Junto a la calle principal, se puede visitar el orgullo de la ciudad, el Tanque 64 con la bandera y el escudo de Cisdniestria.

En Bender, la población domina el idioma ruso como en el resto de la región. No obstante, una escuela de lengua rumana resiste las persecuciones de Smirnov cuando el verano pasado prohibió que se abrieran sus clases. “Tolko krestiani gavarit pa ruminski” (solamente campesinos hablan rumano), declaró Smirnov.

Tanto es el miedo de la poblacion rumana que han tenido que realizar malabarismos a fin de que los militares no les pillaran con propaganada para las elecciones celebradas el pasado marzo. “No se puede votar libremente cuando no existen colegios electorales y no se tienen medios para trasladarse de una punta a la otra de la región para ejercer el derecho a voto”, declaró la directora del Colegio “Alexandru el Bueno” en Bender, Maria Roboicu. Agregó que la propaganda la introducían “a través de las mochilas de los chavales que estudian en la escuela y por las visitas a amigos, con el objeto de que pierdan el miedo a votar y que podamos virar hacia un futuro prometedor”.

A diez minutos de Bender y cruzando el Dniéster se encuentra la capital Tiraspol, donde se aprecia la base de la “Armada XIV” en ruinas pero con resquicios de vida militar. En la plaza principal tambien se divisa otro tanque. Sus edificios desolados muestran el pasado glorioso del ejército, pero también la miseria en la que viven. En definitiva, una ciudad gris llena de veneraciones a sus viejas glorias de la Unión Soviética. A la pregunta de cómo viven, sus respuestas son “de lo que haya, pero poco se encuentra”. La mayoría de las fábricas producen armas: lanzadores de armas nucleares, granadas y tanques. “Una vez nos dieron una para jugar, era real pero sin polvora dentro”, comenta Irina Iacov que creció en la capital de Cisdniestria pero que estudia ahora en Chisinau.

La solución del conflicto depende de Rusia y de sus negociaciones con Ucrania, Moldavia y la Union Europea. Putin no dejará escapar Cisdniestria porque representa la entrada a los Balcanes, pero la posibilidad de la federalizacion condenaría a la desaparición como Estado en el mapa político del mundo y aniquiliaría la segunda nación rumana. Mientras tanto, los Estados Unidos no pueden intermediar puesto que utilizan las bases aéreas rusas para controlar Irak y Afganistán. Un conflicto de intereses que, como siempre, se encuentran personas inocentes en medio.

Noticias relacionadas

Los hoteles ibis de Valencia ofrecen a sus clientes la posibilidad de decidir el precio a pagar por su estancia

Del 2 al 6 de marzo lanzan la promoción “Nosotros ponemos la calidad, el precio lo pones tú”

La hostelería, como el vino, mejora con el tiempo

Después de la mejor temporada turística de la historia el sector sigue mejorando su competitividad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris