Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Suspenso supino para la Consejería de Educación

José Francisco Sánchez (Valencia)
Redacción
viernes, 3 de junio de 2005, 03:21 h (CET)
Cambios de planes de estudios, filtraciones de exámenes… cargado como siempre, una vez más se acerca implacable el fin del presente curso escolar y la hora del boletín de notas. A mi hijo y a mí no nos ha hecho falta reunirnos en cansina junta de evaluación para calificar o diagosticar al sistema educativo:

No hace tanto que, a final del curso pasado, el entonces conseller de Educación de la Comunidad Valenciana, Esteban González Pons se atrevía a afirmar solemnemente para callarle la boca a la Asociación Vecinal, poco menos que las sanguinarias prácticas de mutilación genital de menores no se producían entre nosotros. Consecuente con tan apaciguador y poco documentado discurso (que no necesita de ninguna demostración, a diferencia del de los demás), ni él, ni su gabinete, ni el de su sucesor en el cargo, Alejandro Font de Mora, han solicitado inspección médica oficial del alumnado de todos y cada uno de los colegios y escuelas de nuestra Comunidad ¿Para qué...? Los menores en grave situación de riesgo, por ejemplo inmigrantes como las niñas centroafricanas o niños del Magreb, son mudo e indefenso testigo de que no se ha hecho absolutamente para proteger su integridad genital. Este es, de hecho, el inconfesable eslogan de las autoridades educativas al respecto: "Mucha beca de libro y mucha beca de comedor, pero si te arrinconan en un quirófano con las tijeras del pescado, allá te las compongas, chaval…".

En consecuencia, expedimos, por unanimidad, de una vez por todas y con tinta roja nuestro informe sobre el sistema educativo actual: no es que "Necesite Mejorar" en muchos nimios aspectos de detalle sino es que, en lo fundamental, por su innoble dejadez y su servil política de avestruz ignorando absolutamente al niño, rey de la creación, y sus peores cuitas, las sanguinarias, merece nuestra más enérgica reprobación y el mayor de nuestros desprecios. Sea.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris