Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La era 'Post Obiang' debe prepararse ya

Severo Moto
Redacción
sábado, 4 de junio de 2005, 06:31 h (CET)
Acaba de nacer en Gran Bretaña un movimiento de oposición y lucha, llamado FAO (Frente Anti-Obiang), que se propone, clara y llanamente, luchar y acabar con Obiang Nguiem Enem y su tiranía. Los que, como yo y tantos otros guineoecuatorianos llevamos tiempo batiéndonos en las mismas lides, no podemos por menos de felicitar al FAO por su incorporación a las filas de la oposición democrática; lo cual nos hace a todos más grandes, más numerosos y más capaces. Es muy interesante que este movimiento haya nacido en Inglaterra y que los guineanos que lo lideran hayan encontrado a ciudadanos de otros países (incluidos españoles) dispuestos a reforzar su lucha.

Ojalá, F.A.O. (Frente Anti Obiang) encuentre tanto poder y medios como los que disfruta el M.A.O. (Movimientos de Amigos de Obiang), atestado de extranjeros y, muy especialmente, españoles... Con firmeza y decisión el pueblo guineoecuatoriano debe afrontar, desde ya, el gran debate sobre el “Post-Obiang”. Quizás este debate debiera haber comenzado ayer... Pero no es tarde si empezamos ya.

Después del debate sobre la descolonización fracasada en las manos de España y el de la independencia que, en manos de Macías Nguema y de su sobrino Obiang Nguiem, ha significado un naufragio de Guinea Ecuatorial, el gran debate que se nos abre a los guineoecuatorianos que todavía lo podemos ver, es, sin duda el del “Post-Obiang”.

Huelga hacer un análisis retrospectivo de los 36 años de independencia que han protagonizado Macías y su sobrino Obiang; 36 años encorsetados en una sola palabra adjetivada: Tiranía abyecta.

Sea porque, según todos los informes, la salud del caduco presidente es cada vez más quebradiza; sea, especialmente, porque su prolongada tiranía está ya afectando incluso a la paciencia no sólo de los propios guineo-ecuatorianos, sino también de otros países y organizaciones (hace algún tiempo la Unión Europea recomendó a los guineanos “desembarazarse cuanto antes de la tiranía...”), el Post-Obiang debe ser tomado en las manos del pueblo guineano, a tiempo, con profundidad y sin reservas.

En primer lugar, y recogiendo los diagnósticos que del entorno más cercano y familiar del tirano trascienden a la sociedad, este período inmediato después de Obiang se verá tocado por la lucha abierta y sin cuartel entre los poderosos miembros de la familia Nguema:

Armengol Ondo Nguema, todopoderoso hermano-custodio de Obiang Nguema y super director General de la Seguridad Nacional, que no dudará ningún instante en tomar las armas para perseguir y cazar sin piedad a todo bicho viviente, igual que lo sabe hacer con lanzas y perros para cazar antílopes y puercoespines.

Antonio Mba Nguema, Ministro de Defensa, (a quien su hermano Obiang Nguema ha encomendado en más de una ocasión la misión de tomar el poder en caso de...”cualquier cosa...”) se creerá con pleno derecho para poner en orden a las fuerzas armadas obedientes para hacerse con el poder, a tiros y persecución de los adversarios.

Manuel Nguema Mba, terrible torturador, Ministro de la Seguridad del Estado, no tardará ningún instante en poner un sangriento cinturón de detenciones, matanzas y encarcelamientos en el cuerpo civil guineano para tenerlo todo atado y muy atado y hacerse con el poder.

Salomón Nguema Ovono, alias “Ministro nevera portátil”, eterno Presidente de la Asamblea, intentará a su medida acudir con violencia a la “Constitución” de Obiang Nguiem, para arrogarse el derecho a poner orden institucional a la situación, con evidente quebranto peligroso del orden militar reinante y descontrolado.

Teodorín Nguema Obiang, subido a lomos de su abuela Okomo y atizado por el
látigo de su madre “Ko” (Constancia Mangue), pretenderá medrar al vástago de Eyadema -en Togo- para auparse en el poder, a base de conquistar Europa a golpe de billetes de fuerte (casi pestilente ) olor a petrodólar.

Cada uno de estos monstruos paridos por el “gran monstruo” pretenderá, sin duda engullirse al otro, a dentelladas.

Es tanto más previsible esta caótica situación cuanto que ninguno de los referidos, educidos, a título de muestra, dentro de la vorágine del mundo militar y del P.D.G.E. (Partido Democrático de Guinea Ecuatorial) que tiranizan el país, ninguno actuará con el propósito de salvaguardar la patria, abrir luces de esperanza a la exhausta población guineoecuatoriana y abrir vías de normalización democrática al país. Todos ellos, arma en ristre, se disputarán el poder tiránico abandonado por Obiang, para defender cada uno, con uñas y dientes su vasto patrimonio de robos, saqueos y destrozo de los bienes del país, como primer objetivo. El segundo objetivo, ante el miedo a que la población guineoecuatoriana, abultada de terror, odio, repugnancia y rabia, explote sobre ellos y, con las terribles armas de la razón, tome venganza, hará que cada uno de ellos salte sobre la población en ataque-defensa, con evidente superioridad bélica.

El clima entre el entorno familiar de los altos mandos militares de la saga Nguema criada por Obiang Nguiem, al decir de sus aledaños, no es precisamente de gran entendimiento mutuo y de “solidaridad”. La riqueza robada, saqueada y acumulada es ingente, pero, sobre todo, individual. Como experto polígamo, Obiang ha cuidado que nadie se entienda con el otro, como sucede siempre en el harén de los polígamos guineanos. Cada uno de ellos se ha creado su “equipo” militar y de seguidores beneficiados (deudores). Cada uno de ellos está perfectamente embadurnado de la manera de hacer de Obiang Nguiem Enem y rezuman sus cuerpos y almas el mismo odio a la población que su criador.

Desde hace mucho tiempo, y a propósito de la anunciada enfermedad de Obiang Nguiem Enem, el pueblo guineano viene esperando encontrar un clima de prevención y de “preparación” por parte del propio entorno del tirano. Por su parte, son muy frecuentes las amenazas del tirano a los suyos en estos términos: “¡Cualquier día me iré de aquí y que cada uno se las arregle...!

El Partido PDGE es un gran armatoste vacío de ideología, incapaz de aglutinar a nadie más que con la fuerza de las armas. Un instrumento que se ha mostrado absolutamente ineficaz para ganar unas elecciones libres y, sobre todo el P.D.G.E. es un gigantesco nido donde conviven de muy mala gana militantes “robados” secuestrados, prestados y arrastrados violentamente de otras formaciones políticas de oposición, a las que, muy seguro, volverán tan pronto suenen las trompetas de libertad. Su explosión y ruptura será proverbial y; lo peor, será objeto de las iras, persecuciones y matanzas internas.

¡Apocalíptico!, como lo han anunciado ya algunos guineanos. Pero cualquier imaginación pronto se vuelve nimia al choque con la realidad.

A nuestro pueblo, a pesar de las tragedias que sobre él han caído, dejándolo cercenado y diezmado, con asesinatos, torturas, cárceles, exilio y ostracismo, le espera todavía algo quizás peor. La muerte repentina, desaparición, fuga o huida de Obiang Nguiem Enem va a desencadenar necesariamente una catástrofe nacional con consecuencias de muy difícil cálculo, para los propios guineanos. Ya sabemos lo que pasa siempre con los extranjeros: se irán en aviones y barcos de evacuación a España, Francia... etc.

¡“Que se maten entre ellos mismos...”!

Ninguna, como esta proverbial frase de los extranjeros, debe servirnos para, intentar “curar” la herida antes de que se produzca. En otras palabras, es urgente y necesario que los guineoecuatorianos preparemos el “Post-Obiang” antes de que llegue.

Adelanto algunas sugerencias a título enunciativo:
- Los guineoecuatorianos, de todas las etnias, tribus, pueblos y familias debemos evitar que la desaparición, muerte repentina, huida cobarde o abandono imprevisto de Obiang Nguiem Enem, abra paso al poder a un pariente (hermanos, hijos, tíos, sobrinos, M.A.O. militar del régimen o institución moldeada por el tirano Obiang Nguiem Enem).
- No deberíamos permitir que el tufo corrupto y maloliente que viene invadiendo Africa, con la imposición militar de hijos de tiranos, herederos de imperios y reinos inexistentes, quiebre nuestra voluntad popular de libertad, democracia y modernidad en Guinea Ecuatorial.
- Los guineocuatorianos no deberíamos permitir jamás que el fracaso y desastre de la descolonización de nuestro país, por España, se prolongue con la imposición sempiterna de líderes, presidentes y directores de los designios de Guinea Ecuatorial, al margen de la voluntad popular libremente expresada en las urnas.

El “Post- Obiang”, digno y obligado, pasa necesariamente por:
- La constitución de un Gobierno de Unidad Nacional.
- La apertura de un proceso, sincero y participativo de democratización del país.
- La celebración de unas elecciones generales libres, limpias y justas.

Ningún paso, sea institucional o de la índole que fuera, que se vaya a dar desde dentro o desde fuera, al margen del marco del referido Gobierno de Unidad Nacional, será aceptado por el mismo.

La mejor y más seria descolonización de Guinea Ecuatorial, es un Gobierno de Unidad Nacional para la democratización de nuestro país.

Abramos ya, el debate del “Post-Obiang”.

____________________

Severo Moto Nsá es presidente del Gobierno de Guinea Ecuatorial en el exilio (guinea-ecuatorial.org).

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris