Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

No hay dinero

Marta Garijo Abajo
Redacción
martes, 31 de mayo de 2005, 23:00 h (CET)
El Programa Mundial de Alimentos tendrá que reducir su ayuda a Corea del Norte, como ya lo ha hecho en países como Liberia, Sierra Leona, Tanzania o Ruanda, debido a la falta de recursos. Más de dos millones de refugiados africanos ya han sufrido este recorte. Ahora 3,8 millones de coreanos dejarán también de recibir estas ayudas. Para que nos hagamos una idea es como si todos los ciudadanos de Madrid y Barcelona dejaran de recibir alimentos, que en muchos casos son su único modo de supervivencia. En países en los que las guerras asolan el terreno estas ayudas son las únicas que hacen posible frenar el hambre y la desnutrición.

Los refugiados de países como Ruanda o Tanzania han visto ya reducida la disponibilidad de alimentos. Sin una oportunidad para trabajar su tierra, ya que, la guerra les ha expulsado de ella la subsistencia es difícil. Los más afectados por estos recortes serán como siempre los más inocentes, los niños. Según datos del Programa Mundial de Alimentos alrededor de un 37% de niños menores de cinco años sufren malnutrición crónica en los campos de refugiados.

Si los países donantes no refuerzan su ayuda al programa esta situación irá a peor. Parece que hay dinero para gastarlo en guerras y armamento. Parece que hay dinero para gastarlo en propaganda a favor y en contra de la Constitución Europea. Parece que hay dinero cuando se va a recibir algo a cambio. Pero parece que no lo hay cuando se trata de ayudar a estos países.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris