Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El Consueta   -   Sección:   Opinión

Homenaje a los maestros republicanos: ¿Por qué tan tarde?

Félix Población
Redacción
martes, 31 de mayo de 2005, 22:55 h (CET)
Mi maestro se llamaba don José y no sé si sufrió represalias por su pensamiento, pero tenía el estómago roto y la frente inclinada. Cada vez que nos dibujaba en el encerado con su modélica bastardilla la consigna patriótica de la tarde, don José apuraba un sorbo de bicarbonato para facilitar la digestión, acidulada quizá por los efectos de aquellas arengas de tiza. De don José guardo tan buen recuerdo como el que puede sembrar haber aprendido las letras y los números de la mano de su afecto y paciencia.

Ahora, 65 años después de aquella amarga paz represora y sin clemencia del 39, el PSOE y la UGT, con una diligencia en el desagravio ciertamente retardataria, se han acordado de los maestros republicanos, una de las profesiones más duramente represaliadas por el franquismo. La recordación y el homenaje llegan tan tarde que el número de sobrevivientes es exiguo y los que se mantienen con vida apenas pueden reconocer la justicia de esa memoria.

El magisterio republicano español afrontó durante el corto período de duración de la Segunda República la más intensa campaña en horizonte y fruto que jamás se diera en la historia del país. El endémico y alto porcentaje de analfabetismo entre la población fue rectificado con un denuedo y entusiasmo tales que la tasa se redujo considerablemente. Lo que Joaquín Costa y el regeneracionismo habían sostenido desde el siglo anterior, aquel apotegma elemental para el desarrollo de las clases más desfavorecidas consistente en dar Escuela y Despensa, encontró entre los profesores republicanos un seguimiento vocacional masivo en lo que les concernía.

También a las promociones de maestros gestadas durante la Segunda República las identificaba y cualificaba una preparación académica y profesional magníficas, apreciables incluso tras la brutal derrota de su utopía, durante la posguerra y el franquismo, cuando muchos de ellos -los más afortunados- hubieron de ejercer su oficio en condiciones harto penosas de confinamiento, destierro o libertad vigilada.

Vaya con estas líneas mi personal homenaje a don José Suárez, presente desde que descubrí los libros en cuanto aprendo y amo en las palabras.

____________________

Visita el Blog de Félix Población en Diariodelaire.blogspot.com

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris