Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crónica taurina   -   Sección:   Toros

Toros de cuatro pases

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
sábado, 27 de agosto de 2005, 13:44 h (CET)
Cuando el toro bravo, noble y con calidad se cae, la fiesta se derrumba con sus virtudes. Posiblemente en Córdoba, Granada, otras plazas de menor categoría a esta floja corrida de Núñez del Cuvillo se le hubieran cortado diez orejas pero en Madrid no se acepta la caída, el derrumbe por sistema de los toros que aunque con clase le faltó lo fundamental, mantenerse en pie a partir del cuarto muletazo.

Los diestros hicieron todo lo posible por mantener viva la llama de la afición pero los toros cargados todas las de virtudes que le queramos dar menos de la fuerza se vinieron abajo uno tras otro y así no hay manera.

Sebastián que sustituía a El Fandi tras su gesta heroica en Granada, comenzó con sus famosos péndulos galos, balanceando con suavidad las primeras embestidas de un astado que le fue imposible llegar al cuarto muletazo en una misma serie. Algo parecido pasó en el cuarto aunque su faena la iniciara con unos ajustados estatuarios, se continuó con aseo por ambas manos pero pese a la buena administración y planteamiento el toro del “Grullo” se vino abajo como una vela. Sebastián tras el mal uso de la espada se fue cabizbajo de la plaza sin orejas ni con el regusto de salir definitivamente a hombros de la plaza que le relanzó su carrera artística aunque en esta ocasión la culpa estuviese del otro bando ganadero.

Salvador Vega, comenzó tarde su primera faena pero cuando lo hizo dejo retazos de su buen toreo, concepto y clase apesar de la escasa pujanza otra vez del cornúpeta. Por arriba desarrollaba genio y por abajo se desparramaba por el ruedo como un vaso de agua. Aún así destaco dos series por ambas manos con verdadera ligazón y hondura un tanto encimistas pero con una continuidad y pureza maestra. Con el quinto, un manso que nunca humilló del todo, sin clase y carente de emoción, no dejó opciones al diestro malagueño que defraudó con la espada por enésima vez.

Miguel Ángel Perera con el primero de su lote un inválido auténtico nada pudimos sacar en claro, pero con el que cerró plaza se destapó el pacense. Le falta marcar los toques de su muleta algo más pero indiscutiblemente tiene un estilo extraordinariamente puro de mano adelante, panza abierta, quietud y ligazón. Buen puyazo del Chano y mal uso con la espada de su matador. Todavía hoy se puede deleitar aquellas dos series con la diestra purititamente ejecutadas en medio de aquel Madrid que no aceptó la caída del imperio de Núñez del Cuvillo.

FICHA TÉCNICA
Plaza de toros de Las Ventas. Domingo, 29 de mayo de 2005. Decimoctava corrida. En tarde espléndida y con lleno en los tendidos, se lidiaron seis toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados con calidad y nobleza pero flojos. En más complicado y manso fue el 5º.

- Sebastián Castella, de verde manzana y oro. Ovación tras aviso y palmas tras aviso.

- Salvador Vega, de turquesa y oro. Ovación y silencio tras aviso.

- Miguel Ángel Perera, de verde oliva y oro. Silencio y silencio tras aviso.

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris