Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El testigo   -   Sección:  

La NBA al rojo vivo

Antonio Martín
Redacción
lunes, 30 de mayo de 2005, 00:00 h (CET)
Tanto hablar de los Phoenix Suns, de esos pedazo de jugadores que son Steve Nash y Amare Stoudamire, de su gran juego durante la temporada regular, de la solvencia con la que se deshicieron de los Grizzlies de Gasol, de la heroica serie ante Dallas Mavericks... y llegan las finales de conferencia, y se estrellan en sus dos partidos en casa frente a los ¿olvidados? San Antonio Spurs.

¿Alguien daba un duro por ellos? ¿Pensaba alguien realmente que fueran capaces de tener opciones al título? Pues bien, a falta de continuar la serie en la ciudad tejana, las cosas están 2-0 a favor de los Spurs. ¿Cuál ha sido el principal problema con el que se han encontrado los Suns? Pues básicamente, la falta de un “center” en condiciones, ya que Stoudamire es un alero alto, con una envergadura insuficiente para parar el ataque de Tim Duncan. Aquí estará la clave de esta eliminatoria; Mike D’Antonio debe encontrar la fórmula para frenar a Duncan, y a la vez procurar no despreocuparse de los jugadores exteriores del equipo de Avery Jonson, ya que Ginobili está cuajando unos playoffs impresionantes, al igual que el francés Tony Parker.

En el Este, la final de conferencia está más disputada, ya que Miami y Detroit empatan a 1 tras los dos primeros partidos disputados en Florida. Tras perder el primer partido, los jugadores de Miami Heat salieron a comerse el mundo en el segundo encuentro. Dwane Wade, la gran estrella del equipo con permiso de Shaquille O’Neal, se encargó de encarrilar pronto el partido anotando 40 puntos, pero no fue éste el factor decisivo, ya que Alonzo Mourning, la antigua estrella de Miami, ya recuperada de sus problemas cardiacos, se erigió en la figura del encuentro colocando tapones decisivos a los tiros desesperados de Detroit por intentar acercarse en el marcador. El entrenador de Miami, Van Gundy, debería colocar juntos a Mourning y a O’Neal en la pista muchos más minutos, ya que forman una pareja ofensiva y defensivamente temible. Detroit anda muy justo de centímetros, y los de Miami deberían aprovechar esa ventaja.

La serie se desplaza ahora a Detroit, donde los Pistons tendrán la oportunidad de poner muy a su favor la eliminatoria: Hamilton, Billups y Wallace deben recuperar su mejor nivel, y alcanzar la intensidad defensiva de antaño para llegar a la final de la NBA.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris