Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

La 'cosa rosa' da una lección a la 'cosa nostra'

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
domingo, 29 de mayo de 2005, 05:11 h (CET)
¡Vaya lección le están endilgando los periodistas de eso que los que van de pseudointelectuales denominan “telebasura”, corazón o prensa rosa a los periodistas de lo “serio”!

Y es que hace unas semanas una periodista rubia, conocida por sus apariciones en programas del corazón de Telecinco, la misma que pudimos ver en una cámara oculta de El Mundo TV hace unos años, se ha lucido.

Cierren lo ojos por un momento. Imagínense casados y padres de varias criaturas. Imaginen el horror que puede ser el que una de sus hijas, en plena juventud, desaparezca allende los mares. Que lo último que saben de ella, según les comunica el FBI, es que alguien la vió con intención de arrojarse al río más caudaloso de EEUU, un río que pocas veces devuelve los cadáveres. Pierden toda esperanza. Tratan de vivir y salir adelante con su tragedia. Y pasados 10 años de aquél momento fatídico sale una piji-periodista en la televisión diciendo que su hija, esa cuya muerte ustedes ya han asumido, está viva y viviendo en la República Dominicana. Pero no les trae a su hija. Eso sí, se hace un tour televisivo.

Imaginen su dolor como padres y la indignación que pueden sentir al ver a esa rubia forrándose a costa de su dolor. Abran los ojos.

Vuelvan a cerrar los ojos. Imaginen un terrible atentado con centenares de muertos en Madrid. Imaginen a un piji-periodista afirmando desde una emisora de radio que entre los muertos de aquél día se encuentra un terrorista suicida, con numerosa ropa interior y afeitado (importante punto kitsch para manipular las mentes). Imaginen una emisora de radio alentando manifestaciones durante la jornada electoral, basándose en numerosas mentiras. Abran los ojos.

La chica desaparecida sigue sin aparecer. Lo del suicida era mentira. Jamás existió.

Los periodistas del corazón se indignaron casi todos con la piji-periodista. Y, como buenos profesionales, dejando a un lado el corporativismo profesional, se lanzaron a denunciar la barbaridad que la pseudo-profesional estaba perpetrando. Se denuncia que no se puede manipular así el dolor de una familia. Jesús Mariñas, Rosa Villacastín, María Patiño, Antonio Montero, Angela Portero… denuncian la manipulación y el dolor de la familia Al Bano-Power. “Trae a la chica o cállate y vete”. Por supuesto. Tienen razón. La piji-periodista se hace otro tour en plan victimista y tratando de defender su teoría, pero no trae a la chica ante sus padres.

Los periodistas de lo “serio” tratan de ocultar la mentira del suicida. Manto de silencio. Se pone en duda hasta a la Jefe de los Forenses, que había descartado al suicida. Tienen hasta el descaro de auto-otorgarse un premio Ondas. Pocos, muy pocos, son los que denuncian cómo se manipuló el dolor de muchas familias (las de las víctimas y las del resto de familias españolas, sacudidas por el atentado). Pero todos saben que fue así. Su corporativismo profesional y su falta de profesionalidad les impide ejercer correctamente su profesión. “Trae al suicida o cállate y vete” ¿Lo han oído? ¿A qué no?

Ahora díganme ¿Quiénes son los profesionales? ¿Quiénes son los periodistas serios? ¿Cuáles son los periodistas-basura? ¿Es la telebasura lo que nos dicen los pseudointelectuales que es o será más bien al contrario?

Después de esta lección definitivamente, prefiero “Salsa Rosa” a “59 segundos”. Son más serios los del corazón.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris