Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El solidario

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 29 de mayo de 2005, 05:56 h (CET)
Desbancado del monopolio político catalán, deja el partido en la oposición, con posturas aún más radicales. Se trata del ya no "molt honorable" Jordi Pujol, ex presidente de la Generalitat. Cuando gracias a sus actuaciones autonómicas, se ha larvado un nacionalismo exigente y normalizado lingüísticamente, despunta desde su retiro. Sermonea a los españoles en relación al modelo de financiación autonómica que prevén modificar en el Estatut, que "si en nuestro país hay algún acto de insolidaridad es el del resto de España hacia Cataluña y no al revés". Está en boga, la CNT y los papeles de Salamanca, combinado con el chantaje permanente a los españoles en el Parlamento.

Solidaridad es la de la callada del Parlament a la cuestión del tres por ciento. O es más bien corporativismo político catalán. Hablando de deudas históricas, hablemos de los emigrantes regionales, provocadores de una alta renta catalana, sin que se escuche la solidaridad hacia esas otras autonomías: Galicia, Extremadura y Andalucía. La solidaridad hacia los demás, bien entendida, empieza por uno mismo. Sea solidario con usted mismo, don Jordi, no radicalice sus anteriores posturas, y deje a los más jovenes que ardan en su propia "hoguera de las vanidades". Pase a la historia como un nacionalista moderado.

Noticias relacionadas

Votar a un gobernante no es un derecho, es una aberración

Insumisión, Resistencia y Confrontación

El feminismo radical dilapida crédito, cayendo en un espantoso ridículo

“Hablamos de feminazis… no de feministas normales, de infantería. Sino de feminazis y sus mariachis” Arturo Pérez-Reverte.

La palabra construye o destruye. Sepamos elegir

Políticamente incorrecto

Candidatos y democracia

La aparición de cuatro generales en el escenario político español resulta cuanto menos chocante

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris