Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Consenso en el Estatuto de Autonomía valenciano

Federico Ferrando (Valencia)
Redacción
jueves, 26 de mayo de 2005, 23:18 h (CET)
En el día de ayer, el Presidente del Consell, D. Francisco Camps, y el Jefe de la oposición del PSOE, Sr. Pla, firmaron el acuerdo por un nuevo Estatuto de Autonomía para la Comunidad Valenciana. Varios puntos de este acuerdo llaman la atención:

1.- Recuperar el Derecho Foral Valenciano. Me parece fantástico que sea
así. El espíritu del sistema jurídico foral es necesario para recuperar
las tradiciones jurídicas forales perdidas el 25 de Abril por Felipe V.
No se si así ha ocurrido, pero el sistema jurídico foral supone que
participen todas las fuerzas vivas de la sociedad. El Fuero requiere
que se establezca desde abajo, desde las familias, hasta empresarios,
sindicatos, Policía Autonómica, Iglesia Archidiocesana etc. No se
recupera desde los partidos políticos que poco o nada conectan con la
sociedad que realmente no se siente representada por ellos más que en
un encuentro electoral.
2.- La denominación COMUNIDAD VALENCIANA, me parece totalmente
desafortunada, así como la de País Valéncia que algunos partidos han
mantenido durante 23 años desde la aprobación del Estatuto. La
denominación que nos corresponde por Tradición e Historia es la de
Reino de Valencia.
3.- El idioma valenciano será tratado como lengua independiente. Me
parece magnífico. El Valenciano es nuestra lenguna materna y se ha
hablado a través de los siglos, siendo que el mismo Cervantes se
refiere a ella por su dulzura y musicalidad. Pero dejarla en manos de
la Academia de Cultura Valenciana supondrá una discusión constante
dados los antecedentes de la misma, y dado que unos son partidarios de
que la lengua es la catalana, y otros, que nos llaman secesionistas,
defendemos la lengua valenciana independiente y propia de nuestro Reino.

4.- Retiran del Estatuto el término "indivisible" referido a España.
Esto puede traer grandes problemas a nuestro Reino que siempre se ha
sentido vinculado históricamente con España. Además, la recuperación de
los Fueros, implica la indisolubilidad del Estado español
necesariamente, ya que el Rey debe jurar los Fueros Valencianos como
compromiso del monarca en defenderlos y respetarlos, y el pueblo
valenciano, como contraprestación, jurar fidelidad al Rey.

5.- Encuentro en falta que no se haga en el Estatuto ninguna referencia
al respeto a la Iglesia Católica que ha regido nuestros destinos en
siglos pasados y presentes, dejando el Estatuto como ateo ante la
sociedad, que en su mayoría en el Reino de Valencia es cristiana, o
sea, católica. Ello no supone desprecio hacia las demás opciones
religiosas existentes en el Reino de Valencia, ya que el nuevo Estatuto
pretende aumentar las libertades sociales de los valencianos, por lo
cual, defensa de la familia tradicional, respetar la vida desde su
concepción hasta la muerte en Cristo, investigación con células madre
no embrionarias, y no alargar el padecimiento inútil de los enfermos
terminales, que no eutanasia ni pasiva ni activa.

Muchas más cosas diría, aunque el espacio es limitado. Por ello,
termino mi escrito esperando que se cumpla lo mejor para el Reino de
Valencia.
Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris