Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Deportes

Etiquetas:   Fútbol / Champions   -   Sección:   Deportes

El Liverpool alza la Copa de Europa tras una remontada heroica (3-3)

Tres grandes paradas de Dudek en los penaltis dan la Champions al equipo de Rafa Benítez
Redacción
viernes, 27 de mayo de 2005, 22:16 h (CET)
Más de veinte años después, el Liverpool de Benítez se coronó de nuevo campeón de Europa gracias a una remontada heroica que completó desde la tanda de penaltis, con dos grandes paradas de Dudek, ante un Milan superior, que desaprovechó tres goles de ventaja y que fue una sombra desde los once metros.

Redacción / EP
Los 'reds' conquistaron así el quinto entorchado europeo de su historia, después de los consequidos en 1977, 78, 81 y 84, y regresan a la nobleza del Viejo Contiente de la mano de Benítez, el cuarto técnico español que gana una Copa de Europa y que el año pasado también tocó los laureles como campeón de la UEFA con el Valencia.

Dos décadas más tarde de la trágica final de 1985, también ante un conjunto italiano, en el estadio Heysel, el Liverpool dio un recital de orgullo en quince minutos gloriosos de la segunda mitad que sirvieron para voltear un guión escrito a la perfección por el Milan en la primera mitad, donde impuso su mayor clase y experiencia en este tipo de escenarios.

Sin embargo, el cuadro inglés no se rindió, desfalleció en su intento de asomarse a la gloria y zarandeó al Milan durante un cuarto de hora, como ya hiciera el año pasado con los rojinegros el Deportivo de Irureta. Luego, con sus jugadores mermados por el esfuerzo y los calambres, encontró a un Dudek tremendo bajo los palos.

DUDEK, DECISIVO.
El portero, vilipendiado en numerosas ocasiones, fue el auténtico héroe de su equipo con dos paradas maravillosas cuando la prórroga languidecía a sendos remates de Shevchenko, uno de ellos a bocajarro en la misma línea de gol. Luego desde los once metros, el Milan se acongojó y Dudek agigantó su figura rechazando los lanzamientos de Pirlo y Shevchenko, permitiendo que Hammann, Cissé y Smicer completaran desde la fe la meritoria victoria del Liverpool.

Antes, en un partido trepidante, el Milan marcó la distancia entre ambos equipos desde el primer minuto. Literalmente, un remate de Maldini a centro de Pirlo ponía a los de Ancelotti rumbo directo a su séptima Copa de Europa. Los italianos controlaron a placer, y destaparon todo su potencial al contragolpe con Kaká, Crespo y Shevchenko.

A la media hora, Crespo, con un remate al primer toque, ahondó en la herida frente a un Liverpool que no encontró el sitio y que asistía inútilmente a la superioridad italiana. Al filo del descanso, un estratosférico pase de Kaká, el mejor del partido hasta el resurgir del Liverpool, permitió a Crespo cerrar la primera parte con tres goles de ventaja.

REACCION MAGICA.
El partido estaba decidido, no sólo por el resultado sino por las sensaciones ofrecidas por ambos equipos, pero al Liverpool le quedó todavía fe para intentar un imposible, como sucedió en la final de 1999 en el Camp Nou.

En quince minutos, la historia tornó posible para los 'reds'.

Primero, el capitán, Gerrard, con un sensacional pase de Riise desde el flanco izquierdo. Instantes después, el equipo de Benítez encontró el halo de esperanza que necesitaba con un fuerte remate de Smicer desde la frontal del área.

En pleno impulso, el éxtasis llegó con un penalti cometido sobre Gerrard tras una gran asistencia de Baros. Xabi Alonso le puso suspense y falló el lanzamiento, aunque aprovechó el rechace para poner las tablas en el marcador.

Cuando el partido rodaba ya cuesta abajo para los intereses ingleses, el Liverpool volvió a dar marcha atrás y permitió al Milan recuperar el aliento y pensar de nuevo en cómo ganar el título. Los de Ancelotti disfrutaron entonces de numerosas ocasiones para haber devuelto de su lado el trofeo, pero en ocasiones Traoré, bajo palos, a un remate de Shevchenko y más tarde Dudek, a remates de Shevchenko, impidieron el triunfo del poderoso.

Luego, bajo la ruleta del fútbol que suponen los penaltis, el Liverpool dio rienda suelta a la alegría de sus aficionados, que no celebraban un triunfo del máximo nivel desde que lo hiciera en 1984 ante la Roma, igualmente desde la tanda de penaltis.

Noticias relacionadas

Las palas de los profesionales del pádel

Potencia y maniobrabilidad son las principales características que las diferencian

Celia Barquín presentaba "heridas por arma blanca" en "torso, cabeza y cuello"

Collin Daniel Richards, de 22 años, ha sido detenido

Mario Mola se proclama campeón de las Series Mundiales por tercera vez consecutiva

Iguala la hazaña del gallego Javier Gómez Noya

España arrolla a Polonia en el segundo partido del Preeuropeo femenino

Segunda victoria con facilidad

Bruno Hortelano: "Ha sido una celebración de la vida"

Hortelano y la Federación Madrileña de Atletismo montaron una competición a medida en la que el campeón de Europa de los 200 en 2016
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris