Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Bromas aparte   -   Sección:   Opinión

Libertad de expresión y vida

Ezequiel Estebo
Redacción
martes, 24 de mayo de 2005, 22:55 h (CET)
Escribía yo allá por agosto o septiembre, creo que fue, una pequeña reseña como todas las mías, bajo el título "Delitos Inducidos" en el que explicaba mi postura respecto a las absurdas medidas que desde la SGAE pretendían tomar contra la piratería con el apoyo del gobierno. Era entonces la ilegalización de las redes p2p. Meses después un amigo me apuntó que lo había visto colgado en algunos foros y comunidades virtuales. Resultó grato entonces ver que había trascendido el artículo de este periódico.

Hoy, doce uvas más por medio y unos cuantos meses de fatigas políticas, volvemos a estar en parecido punto con la nueva propuesta del socialismo español de obligar a los internautas a usar un DNI. Para suprimir el anonimato, dicen. Cosa curiosa esta en un mundo donde una de las leyes más celosas que existen es la de protección de datos y el derecho a la intimidad; y más curiosa aún por cuanto se pasaron los socialistas la precampaña electoral repitiendo precisamente desde el mundo virtual con especial énfasis que era el PP el que se aliaba con la SGAE en la propuesta del millón de dólares de entonces que era del celebérrimo canon sobre los CD. Pero ya ven, la realidad una vez más desmiente a la demagogia, y andando el tiempo hemos tenido un interesante debate en el Senado donde los socialistas se han opuesto a la propuesta de Mercedes Coloma, senadora del grupo popular, cuando ésta ha sugerido que se suprimiese el canon sobre los CD. En fin.

Recordarán que también el año pasado, si no me falla la memoria, esto debía de ser allá por el mes de diciembre o finales de noviembre, les hablé en mi artículo "Libertad de Opresión" sobre un hecho que a mí me pareció especialmente grave y que en cambio a la inmensa mayoría de los medios les pasó indiferente. Se trataba entonces del desplante del recién estrenado gobierno a la COPE al no permitir que acompañase al ministro de exteriores, el hoy ya tristemente celebérrimo Sr. Moratinos, "Desatinos" que le dicen en algunos medios por sus constantes equívocos. Dije entonces y cito textualmente:

"Ahora, en los tiempos del talante, se trata de tener aguante. Que cada cual sostenga su palo y para pluralidad informativa que quien la quiera se la pague. En realidad, ante un hecho como este lo de menos es que la COPE sea la segunda cadena informativa de España. Lo realmente significativo es que suceda. Y lo realmente preocupante es que parezca no preocuparle a nadie.

A ver si en breve vamos a tener que pedir permiso al ejecutivo de la nación para poder opinar."

Y, lamento tener que decirlo, pero sospecho que por una vez he tenido razón. No sé si toda, pero alguna al menos; y justo en uno de esos temas en los que en verdad cualquiera desea equivocarse.

Pasó desapercibido entonces el hecho y nadie dijo nada. Ni un solo medio se hizo eco de la noticia, más que el propio interesado. En la red, la siempre anarquista red, esa red que siempre presume de independencia, esa red en la que le dedicaban a Savater allá por fechas de abril del año pasado de payaso a lerdo y peores términos, calló entonces, como una tumba, y ni le vino ni le convino decir nada. Salvo, claro está, la oposición. La derecha y el centro-derecha cibernético que sí comentaron la jugada. Y fue a partir de ese momento que nació el movimiento de las bitácoras, y redes enteras que desde hacía años estaban ahí con más pena que gloria con algunos fieles amigos que las sostenían en el tiempo que encontraban entre sus quehaceres de repente empezaron a cobrar un importante impulso y una notable notoriedad con la que no hubieran contado en cualquier otro caso.

Pero poco durará este idilio con la libertad de expresión; porque la SGAE está al acecho, con sus socios los socialistas, azuzada por el gran gurú de los medios, Polanco, arguyendo la mejor estratagema que sea capaz para controlar la opinión de los españoles. El destino final: El pensamiento único. Toda España unida por un único pensamiento, una única forma de ver el mundo, de sentirlo, de percibirlo. Si Huxley hubiera conocido a Polanco hubiera tenido mucho más que tres capítulos que escribir antes que el primero.

¿Y Savater? ¿Recibirá un año y mes más tarde mejores adjetivos en la red? Lo dudo. Quizá entonces algunos lo llamasen lerdo y ciego, pero entonces quienes así le llamaban eran los mismos que acusaban al Estado entonces de ser el principal terrorista. Ahora, los primeros que se quedan perplejos son las víctimas de ETA, el Foro de Ermua, la gente de a pie. Triste decisión aquella en la que pesa más la aureola propia que la dignidad humana. Este me recuerda a aquel juez que una vez quiso ser ministro y salió escaldado y habiendo ganado sólo un buen puñado de antipatías y perdido a cambio dosis grandes de credibilidad.

Pero así estamos. Un país en el que la cara de Zapatero se transforma en la de Otegui, donde la representación española en el extranjero está en manos de alguien que no se considera español y los terroristas dictan la política del gobierno. Un país donde el debate sobre la libertad de expresión está pasando a un segundo plano. Donde el principal debate, triste es que éste sea, es la dignidad de las personas. ¿Tendrán ahora que pedir perdón las víctimas por haber sufrido a manos de los terroristas? ¿Tendremos que mirar ahora a los terroristas y pedirles perdón por haberlos condenado por matar y extorsionar?

Y ya puestos, si al final del camino lo que había era esto, ¿por qué no se cedió a las exigencias terroristas antes? ¿Para qué los muertos? ¿Tan poco vale una vida humana para este gobierno?

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris