Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Un día menos   -   Sección:   Opinión

Francia nos salvará como antaño

Juan Antonio Hurtado
Redacción
lunes, 23 de mayo de 2005, 22:17 h (CET)
Ahora le toca el turno a Francia donde el 29 de mayo se celebrara el referéndum para la Constitución Europea. Miles de personas manifestaron en diferentes ciudades del país en apoyo a la campaña del "No" en contra de la Constitución Europea, por este motivo y algunos mas los sondeos de opinión siguen mostrando una ventaja del No que cuenta con el apoyo tanto de sectores de extrema derecha como de izquierda.

Está política aplicada a la Unión Europea, explican, incentivaría el "dumping". La incorporación de nuevos estados miembros, que en su mayoría poseen menos recursos, impulsaría la emigración de negocios y trabajos a aquellos países donde el costo social es menor, presionando a países como Francia para que elimine sus programas de beneficios para poder ser competitivo. El movimiento en favor del "Si" sostiene que esta posición distorsiona la realidad y acusa de xenófobos, e incluso racistas, la actitud que asumen en contra de países como Polonia y Hungría

Imaginemos dentro de las posibilidades que Francia no aprueba la Constitución, si alguno de los 25 países dice No, entonces no se podrá aprobar la Constitución, obviamente los países menos desarrollados votaran un Si rotundo, es Francia la única junto a Inglaterra la que podría votar un No, los únicos países que no la aceptarían, quizás por su actualidad política y económica, pero también mirando hacia atrás, mas concretamente sobre el siglo XVIII en Gran Bretaña y Francia.

Francia es una Republica y como tal lo mas lógico es que no aceptase la Constitución Europea, esta constitución nos hace parecernos a Estados Unidos, todo es meramente un aspecto económico. Europa tiene diferentes identidades y naciones culturales, las características de esta Constitución no son políticos ni cívicos, son meramente económicos, por eso el carece de valor político y como tal se debería de rechazar, si los países europeos quieren hacer acuerdos económicos que creen un organismos o institución donde este formado por estos 25 países, pero no hagan una Constitución Europea solo por el mero hecho de competir con los yankees, no tenemos que igualarnos a ellos y parecernos lo mejor que podamos, tenemos que ser nosotros mismos, cada país europeo tiene una identidad, folklore, lengua, personalidad, carácter… no podemos globalizarlo todo. Los americanos tienen un idioma en común, una moneda en común, un patriotismo común, nosotros no. Espero que Francia ponga fin a esta horripilante idea de globalizarnos y parecernos los unos a los otros.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris